El mismo adorable pez, pero en 3D, llega hoy a los cines de la región



#

“Buscando a Nemo” fue todo un éxito en su momento. Pero ahora busca hacer historia en tres dimensiones.

Lo que pretendía ser una bonita y llamativa fórmula de marketing para el lanzamiento de “El rey león” en DVD, terminó convirtiéndose en un taquillazo monumental e inesperado, por lo que no es de extrañar que ahora Disney vuelva a la carga con otro título revisado y ampliado en tres dimensiones, “Buscando a Nemo 3D”, que mañana llega a los cines de la zona. Se trata de la película de Andrew Stanton, la historia del pequeño pez-payaso que es atrapado por unos buzos para terminar en una pecera de una dentista de Sidney, Australia. Con este reestreno, la película busca emular la experiencia de “El rey león”, que en su primer de fin de semana en cartelera recaudó casi 30 millones de dólares. La película se convirtió en número uno de la taquilla sin ser una película nueva ni de estreno, algo que no se había visto antes en Hollywood. Por eso Pixar y Disney han decidido volver a sacarle brillo uno de sus mayores éxitos como “Buscando a Nemo”, un pequeño pez que en su momento, 2003, dio mucho de qué hablar. De acuerdo a los expertos, hay varios motivos que explican que el público se sienta atraído por la idea de ir al cine a ver películas antiguas. Para empezar, es una oportunidad para una nueva generación de ver una película como esa en pantalla grande. Además, está el alegato de que las películas familiares ya no son tan buenas como solían ser, con críticas incluso a las últimas estrenadas por Pixar como “Brave”, la historia de la princesa rebelde. Nemo, creada por Stanton, se convirtió en la quinta película en ver la luz de los estudios Pixar en 2003, y contó con el talento de Albert Brooks y Ellen DeGeneres en las voces principales. La idea surgió de los años de infancia de Stanton, cuando solía ir al dentista y se quedaba mirando la pecera, entretenido. Años después, en una visita con sus hijos a un parque acuático de California, descubrió peces de colores intensos, naranjas, rojos, blancos y negros, que le convencieron para hacer una historia con uno de ellos de protagonista. Ese personaje sirvió para convertir la película en un fenómeno fuera y dentro de la pantalla, con numerosas ventas en todo lo que tuvo que ver con merchandising, y con un lanzamiento en DVD que se convirtió en el más vendido de la historia del cine con 40 millones de copias hasta la fecha. Además, “Buscando a Nemo” fue la ganadora del Oscar a la mejor película de animación, un éxito que debería tener continuación en las salas de cine con su regreso a las pantallas. El retorno de Nemo forma parte de una ambiciosa estrategia de Disney de convertir la mayor cantidad de películas al formato 3D para alargarles la vida, después del anuncio del futuro estreno de “La bella y la bestia” en enero. También está previsto que Monsters INC viva la misma experiencia, a la espera de que lleguen títulos memorables como “Cars” y “Ratatouille”. Es, sin duda, una tendencia muy lucrativa con la que Hollywood está haciendo mucho dinero. Y no sólo en el campo de la animación sino en la categoría general. Sólo “Titanic” volvió a arrasar en tres dimensiones en todo el mundo, motor de un experimento que apenas acaba de echar a andar.


Comentarios


El mismo adorable pez, pero en 3D, llega hoy a los cines de la región