El MPN diseña el trampolín nacional 07-02-04

Un partido o una confederación de fuerzas son las alternativas que evalúa Ferreyra



NEUQUEN (AN).- "Estoy en el tema de la conformación del vehículo con el que vamos a recorrer el país con nuestro proyecto", aseguró ayer el apoderado legal del MPN, el ex legislador Osvaldo Ferreyra. Sostuvo que por ahora evalúa las propuestas factibles para armar un partido o una confederación federal con la que intentarán posicionar al gobernador Jorge Sobisch en la escena nacional.

Admitió que por el momento no tiene nada definido con el grupo de colaboradores que lo acompañan, pero anticipó que en los próximos quince días presentará una propuesta para que el mandatario con los operadores más cercanos definan la estrategia más conveniente.

"Estamos en los comienzos y recién estoy viendo las alternativas con sus ventajas o desventajas", reconoció Ferreyra.

Dijo que la idea es conformar un partido o una confederación de carácter nacional para disputar los comicios presidenciales de 2007 como principal objetivo. Aunque deslizó que el propósito es "no perder la identidad partidaria".

Sostuvo que su función pasa por el esquema legal y que hay otros dirigentes que con seguridad están llevando adelante los contactos con otros partidos provinciales. Sin embargo no reveló cómo avanzan esas negociaciones políticas.

"Seguramente hay que vincularse con los partidos provinciales porque para participar en una elección nacional hay que tener presencia en por lo menos cinco jurisdicciones", aclaró.

Indicó que la base de operaciones está en Neuquén donde se trabaja en el diseño preliminar de la fuerza que buscan motorizar. De todos modos, reconoció que hay otro búnker que funcionará en Buenos Aires, "porque hay muchas cuestiones que se cocinan allá".

Subrayó que "hay que organizar el trabajo porque primero tenemos que saber con qué reglas de juego vamos a jugar".

En una conferencia de prensa que Sobisch ofreció tras la jura de los nuevos vocales del Tribunal Superior de Justicia, sostuvo que lo fundamental es pensar un diseño político que permita ubicarnos en todo el país. Y en esa línea argumental desestimó la puja por la vicepresidencia tercera que en la Cámara de Diputados de la Nación mantienen los partidos provinciales de centro-derecha.

El gobernador neuquino quiere exportar el modelo del MPN a otras latitudes.

El proyecto fracasó el año pasado antes de las elecciones presidenciales, pero Sobisch va por la revancha. Aunque, por el momento, sólo los partidos que conducen los represores Luis Patti y Antonio Bussi se han sentado al convite de Sobisch. Pero en la carpa chica del sobischismo lo que sobra es optimismo para los próximos años.


Comentarios


El MPN diseña el trampolín nacional 07-02-04