El MPN le bajó el pulgar a la prórroga de sesiones

Sobischistas y menemistas rechazaron ayer el pedido formulado por la oposición.

NEUQUEN (AN).- Los diputados incondicionales al gobernador Jorge Sobisch, con el acompañamiento de sus pares menemistas, clausuraron anoche el período de sesiones ordinarias al oponerse a la prórroga que solicitaron legisladores de la oposición. En consecuencia, la sesión que se realizaba después de la medianoche se transformó en la despedida de los 35 diputados neuquinos que llegaron a la Legislatura el 10 de diciembre de 1999, y se marchan con una deuda pendiente.

De los cuatro presupuestos últimos de la provincia, tan sólo aprobaron el de 2000, según recordó el socialista Eduardo Correa. Aunque observó que el Poder Ejecutivo provincial incumplió en forma permanente con la exigencia constitucional de presentar a tiempo el presupuesto considerado como la "ley madre". Y responsabilizó al oficialismo que se negó estudiarlo con lo cual imposibilitó el control de los gastos, previsiones y asignaciones de los recursos de la provincia que se han incrementado en forma sostenida por la devaluación y el precio alto del barril de crudo que representa ingresos por regalías extraordinarios. Y pronosticó que la próxima gestión legislativa el Poder Ejecutivo podrá, sin duda, sancionar los tres presupuestos pendientes -2001, 2002 y 2003- con sólo proponérselo Tras casi cuatro años de gestión, los diputados culminaron anoche su paso por la Legislatura con una fría sesión. Y aunque el bloque del ARI, la Alianza, el Movimiento de Unidad, los justicialistas Iris Laurín y Aldo Duzdevich, con el acompañamiento de los diputados del MPN, Jorge Tobares y Antonio Guiñazú, intentaron prorrogar el período de sesiones ordinarias por la cantidad de proyectos pendientes, chocaron con la negativa de los diputados incondicionales a Sobisch y los menemistas Carlos Asaad, Marité Berbel y Carlos Macchi Así, todo indica que no habrá sesiones hasta después del próximo 10 de diciembre, cuando el oficia

lismo aterrice en el parlamento neuquino con una tropa de 17 legisladores propios y por lo menos 5 aliados estratégicos. Con ese número de diputados, el mandatario provincial podrá promover las iniciativas que quedaron postergadas en este gestión y que tienen en la reforma de la Constitución Provincial su punto sobresaliente.

Las dos últimas sesiones del período ordinario, que comenzó el pasado 1 de mayo, finalizó con la sanción de la ley para regularizar el transporte de pasajeros de media y larga distancia, que operan 23 empresas con permisos precarios en su mayoría y que deja a criterio de las firmas la continuidad o no del servicio La norma otorga una ampliación de 10 a 15 años de vida útil de las unidades por la crisis del sector. El cuerpo legislativo sancionó, además, la ley que regula la circulación de los animales sueltos en rutas y caminos de la geografía neuquina. Y aprobó por 20 votos a favor y 9 en contra la designación de Graciela Rossi a cargo del juzgado civil de Chos Malal, y al cierre de esta edición se disponía a nombrar a Hugo Saccoccia al frente del juzgado correccional de Zapala.

También aprobaron el presupuesto 2003 de la Legislatura que ejecutará 16.207.627 pesos para su funcionamiento, que representa menos del 1% del total de los gastos generales de la provincia.


Comentarios


El MPN le bajó el pulgar a la prórroga de sesiones