Logo Rio Negro

El MPN muestra interna en el Senado

Lucila Crexell dijo que no tiene casi coincidencias con su par de bancada en la cámara alta, Guillermo Pereyra, quien le cuestionó su voto negativo a la ley de blanqueo y de pago de deudas previsionales y ventiló en los medios una charla privada sobre el tema.





Las diferencias internas en el Movimiento Popular Neuquino pasaron de indisimulables a explícitas en el ámbito del Senado de la Nación. La legisladora Lucila Crexell reconoció ayer que casi no tiene coincidencias con su par de bancada, Guillermo Pereyra, y le recomendó al gobernador Omar Gutiérrez que, si tiene algo para decirle, que “levante el teléfono” y no envíe “emisarios a través de los medios”.

Es que, tras los dichos del petrolero asegurando que la senadora había calificado al mandatario como un “pelotudo” durante una charla privada, se le envió una devaluada respuesta a través de una funcionaria del ministerio de Gobierno y Justicia. “La conozco a la senadora. Hoy se levanta de una forma y mañana se levanta de otra”, dijo la coordinadora Nancy Tripailao –excompañera de lista en las elecciones de 2013– y agregó que Crexell tiene “una personalidad rara”.

“El conventillo que han armado es justamente lo que nos ha hecho tanto daño a la clase dirigente, a la política y a la gestión de gobierno. No tienen fundamentos para debatir con nivel los temas, entonces terminan cayendo en apreciaciones personales o en chicanas”, manifestó la senadora, tras desmentir haber usado ese calificativo contra el gobernador.

“Si Gutiérrez tiene algo para manifestarme, tiene línea directa conmigo: que levante el teléfono como corresponde al gobernador de una provincia con una senadora, no enviar emisarios a través de los medios. Pereyra está hecho un cortesano de Gutiérrez”, manifestó. A su compañero de bloque también le reprochó tener los votos condicionados por sus intereses sindicales.

Crexell no mostró ningún reparo en decir lo que piensa de su partido ni de las pasadas y actuales gestiones de gobierno. “Neuquén es una provincia muy rica que está muy mal administrada, por eso tenemos el desequilibrio que tenemos y la falta de infraestructura”, aseveró.

Consultada sobre si notaba sesgos de misoginia en los comentarios vertidos hacia ella por los dirigentes, reconoció que “la política es un ámbito muy masculino donde la descalificación fácil de la mujer está muy arraigada” y que, en su familia, ha sido particularmente “difícil”. Reconoció que también lo sufrió su madre, Luz Sapag. “Pero ella allanó un gran camino para que pudiera estar donde estoy. No me siento vulnerable ni débil, tengo una integridad que me permite bancarme lo que me digan y hasta reirme”, sostuvo.

Crexell y Pereyra llegaron juntos al Senado en 2013 y compartirán el espacio hasta 2016.

“Mis diferencias con Pereyra son notables. Desde que asumimos, tuvimos pocas coincidencias. Yo no represento a un sector sindical”,

aclaró ayer la senadora nacional por el MPN, Lucila Crexell.

Datos

“Mis diferencias con Pereyra son notables. Desde que asumimos, tuvimos pocas coincidencias. Yo no represento a un sector sindical”,

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
El MPN muestra interna en el Senado