El MPN tiene las manos libres para tratar las ternas

Los recursos judiciales planteados por la oposición fueron cayendo uno a uno. Ahora el interrogante es si el oficialismo logrará imponer en el TSJ todos los nombres que pretende el gobernador Sobisch. Sus aliados le garantizan reunir el quórum, pero no los votos que necesita.





NEUQUEN (AN)- La oposición perdió todas las batallas legales para impedir que sean tratadas en el recinto legislativo las ternas de candidatos al TSJ propuestas por el gobernador Sobisch. La semana pasada el propio Tribunal desestimó, en un fallo dividido, la última presentación judicial que quedaba en pie.

El fallo del TSJ dejó a la intemperie a los bloques de la oposición, que además están disminuidos en su representación parlamentaria después de la disgregación del bloque de la Alianza -por el alejamiento del radical Rubén Vandalda- y las disputas internas del bloque Justicialista. La nueva conformación parlamentaria le ha otorgado al MPN una superioridad numérica que le fue esquiva durante más de dos años. Ahora sólo las contradicciones internas de la flamante mayoría pueden impedir que se impongan los nombres que quiere el gobernador.

Para el vicegobernador y presidente de la Legislatura, Jorge Sapag, se trata de un fallo que, en definitiva, "respeta la autonomía del Poder Legislativo". Sapag se mostró satisfecho con la resolución del TSJ porque resguarda "el equilibrio de los poderes". Y destacó que "si bien es cierto que todos los actos de los poderes del Estado tiene que estar fundados en la ley y la Constitución, hay determinados actos que son preparatorios y privativos de ese poder". (ver aparte)

La pelea en los despachos judiciales empezó en junio pasado cuando la oposición acudió a los Tribunales para frenar la sesión especial convocada por Sapag, durante la cual serían designados los nuevos jueces del TSJ. Para entonces el MPN había logrado reunir los 19 diputados que requiere el quórum.

La oposición logró frenar esa sesión, redobló la apuesta y fue por más. Al amparo, le sucedieron una denuncia penal por falsedad ideológica de los despachos de la comisión de Asuntos Constitucionales y una acción procesal administrativa presentada ante el TSJ para impugnar todo el proceso que desembocó en la convocatoria del presidente de la Cámara.

Sin embargo, las presentaciones fueron rechazadas sistemáticamente y el fallo a favor del amparo emitido en julio por el juez civil Raúl Bassi, que representó una victoria ante el avance del sobischismo, se desdibujó y chocó después con la Cámara Civil que lo revocó. Además, la presentación de un grupo de abogados autoconvocados tampoco prosperó en el TSJ que la denegó días atrás (ver infograma).

Ante este panorama, el presidente del bloque de la Alianza, Raúl Radonich, dijo que "somos respetuosos de un poder independiente y esa posición no la modificamos". Y recordó que se presentaron en la justicia porque la situación planteada en la Legislatura obligaba a tomar decisiones. "Son las reglas de juego -agregó-pero nosotros no amenazamos a los jueces".

Los bloques de la oposición -Alianza, parte del Justicialismo, ARI y Socialismo- cuestionan a los candidatos a jueces por su proximidad con el gobierno. De hecho, la mayoría de los nueve abogados postulados para ocupar un cargo en el TSJ han sido o son funcionarios del sobischismo.

Por eso, el vicepresidente de la Cámara, el radical Ricardo Villar sostuvo que "planteamos esos recursos porque aspirábamos a que el TSJ nos diera la razón. Hoy esa vía está agotada", admitió.

El diputado del ARI, Carlos Moraña, lamentó el fallo del TSJ y consideró que representa "una justicia que se adecua al modelo". Es decir, que "simplifica el sistema democrático a un modelo formal donde se resuelve en derecho y no se resuelve en justicia". Por eso, añadió, "no me sorprende para nada".

El socialista Eduardo Correa señaló que "cuando hicimos la presentación entendíamos que era un tema que debería ser resuelto por la justicia". Y subrayó que lo que está en juego es la cabeza política administrativa de la justicia neuquina. "Representa el último tribunal donde se define la Constitución".

El fallo del TSJ rechazó la presentación de la oposición con los votos de los vocales Marcelo Otharán, el interino Oscar Massei y el subrogante Alberto Tribug.

A su favor se pronunciaron Arturo González Taboada y el interino Federico Gigena Basombrío.

Para Sapag, la polémica no desgastó a los candidatos

NEUQUEN (AN).- El presidente de la Legislatura Jorge Sapag observó que a raíz de las ternas "ha habido una discusión fuerte que no tiene por qué generar desgaste" para los candidatos propuestos por el Poder Ejecutivo para el TSJ.

Opinó que los desgastes se producen "cuando hay objeciones a la idoneidad, o a las condiciones o la calidad de las personas. Y eso no está en duda porque no se ha cuestionado éticamente a ninguno de los ternados".

Dijo que "se ha dado una discusión acerca de la proximidad o no con el Poder Ejecutivo, pero esto se va a superar y llegará un momento en el que se va a producir el debate y veremos en ese debate cómo deciden (los diputados) acerca de las ternas".

Sapag afirmó que "tenía fundadas esperanzas de que el fallo del TSJ fuera a favor en el sentido de que el Poder Judicial iba a respetar la autonomía del Legislativo. Porque, añadió, "lo que cuestionaron los diputados de la oposición es un acto preparatorio de una sesión". Y destacó el texto que rescata el equilibrio de los poderes, "porque el respeto por los poderes hace al funcionamiento de la democracia".

Reiteró que el juez Raúl Bassi se había extralimitado en sus facultades en su fallo de primera instancia que anuló su convocatoria a sesión especial y secreta para tratar las ternas. Luego, la Cámara Civil revocó ese fallo.

"Creo que aunque hubieran cuestionado el llamado a sesión especial estaba habilitada la vía de la sesión ordinaria para que cualquier diputado pida una sesión secreta para tratar las ternas", recordó. Subrayó que el tema de las ternas requiere de los consensos necesarios y los votos para su tratamiento. "Este es otro tema que hace a las mayorías y a las minorías", planteó. "Lo importante es que los actos preparatorios que se realizan dentro de un poder no pueden ser cuestionados por otro", completó.

Con respecto a la posibilidad de acercar posiciones entre la oposición y el oficialismo, señaló que hasta que no se haga la sesión y hasta que no se vea la voluntad de cada legislador todo es hipotético. "Y no puedo decir si están las mayorías como para consagrar las ternas", indicó.


Comentarios


El MPN tiene las manos libres para tratar las ternas