El Mundial del handbol moderno

Los cambios reglamentarios que ha tenido el handbol desde los Juegos Olímpicos de Río 2016 y que hoy se observan en el Mundial de Francia 2017, han convertido a la disciplina en un deporte con mayor adrenalina.

Tres de dichas modificaciones consisten en: 1) Atacar con 7 jugadores de campo posibilitando que un arquero abandone la cancha cuando su equipo recupere el balón y que en su lugar ingrese un atacante .2) Juego pasivo con límite de seis pases, luego de que un equipo no demuestre intención de atacar y no lance tras la señal dada por el árbitro. 3) Regla de los últimos 30 segundos de partido, por la que se evita todo tipo de sabotaje , mereciendo la descalificación del infractor y penal para el equipo damnificado.

Las reformas, sumadas a la ya implementada tiempo atrás basada en no tener que esperar a que todos los jugadores rivales vuelvan a su campo de juego para sacar del centro después de recibir un gol, han transformado al juego en un deporte más ágil.

Así es posible que un jugador que haya convertido, vea como su equipo recibe un gol por su posición defensiva no cubierta, si no regresa de inmediato a seis metros. También que los equipos deban defender en inferioridad numérica si el adversario ataca con siete jugadores o si se aplican con rigor las exclusiones previstas.

Ello lleva a que las selecciones deban contar con tres elementos fundamentales: una exigente preparación física al haber un mayor componente anaeróbico en disputa, una coordinación depurada a la hora de definir con certeza desde todas las posiciones y un equipo largo con recambio.

Argentina, acostumbrada a realizar cambios de dos jugadores en defensa posicional, prácticamente se vio imposibilitado de hacerlo, al sufrir el vértigo que le impuso Dinamarca en la jornada inaugural (33-22).

El bajísimo promedio de gol denotado contra Suecia , la nula utilización del contraataque y la insistencia de un juego posicional sólo por el centro, fueron ventajas que permitieron el equipo escandinavo, más lento que el danés, llevarse un claro 35-17.

En resumen, las nuevas reglas que promueven el “ir para adelante”, harán de este deporte un juego de mayor ida y vuelta donde la precisión, efectividad y el estado físico de los jugadores justificarán la distancia entre un equipo y otro.

Será hora de observar si nuestros gladiadores, quienes estuvieron muy lejos del nivel esperado en las dos primeras presentaciones, demuestran estar a la altura de este handbol moderno.

Datos

Los cambios en el reglamento exigen una mejor preparación física, coordinación para definir desde todas las posiciones y un equipo largo.

Comentarios


El Mundial del handbol moderno