El municipio barilochense recuperó la isla Huemul

La reserva histórica estaba abandonada.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Funcionarios del gabinete municipal tomaron posesión legal de la isla Huemul ayer con una inspección ocular en la que constataron el deterioro producido en la infraestructura edilicia por años de abandono y actos de "vandalismo".

La reserva histórica, ecológica y recreativa de Huemul, incluida la ruta de navegación que la une a la ciudad, es la única excursión lacustre administrada por el municipio y el Ejecutivo busca reactivarla con un proyecto "rentable y realista".

El contrato de explotación de la isla fue rescindido a principios de febrero, tras un largo proceso de negociación con la concesionaria Emprendimientos Huemul, quien restituyó los servicios paralizados desde enero de 2001.

La comitiva oficial que recorrió las instalaciones del sector histórico y recreativo de la ínsula estuvo integrada por los responsables de la asesoría Legal, la secretaría de Gobierno, la dirección de Obras por Contrato y la subsecretaria de Turismo.

Tras la primera evaluación los funcionarios resolvieron convocar al Centro Regional de la Universidad del Comahue para revisar el plan de manejo elaborado en la década del '90 y contemplar posibles adecuaciones.

También se dispuso que los técnicos de Obras Públicas realicen un peritaje técnico la semana próxima para determinar el estado de los edificios históricos, el grado de avance de las obras establecidas en el contrato rescindido y de las obras no autorizadas detectadas por el municipio.

En diálogo con "Río Negro" el secretario de Gobierno, Adolfo Fourés explicó que todavía no se fijó fecha para el nuevo llamado a licitación porque "queremos trabajar con seriedad para elaborar un proyecto rentable y realista" que garantice el viabilidad de la futura concesión.

Mientras se elaboran los lineamiento de la futura explotación y los pliegos de licitación el municipio destacará dos serenos y se pedirá a la Prefectura Naval que controle la navegación hacia la isla para evitar un mayor deterioro en la misma.

"Encontramos la isla bastant abandonada, los edificios están en pie pero hay gran cantidad de vidrios rotos y aberturas forzadas que evidencian actos de vandalismo" relató el funcionario.

Entre las obras no autorizadas constatadas se señaló el edificio destinado a discoteca, construído al este del embarcadero, una "casita de duendes", instalada en medio del circuito y el cambio de de la vivienda de los cuidadores, que fue acondicionada como bar.

El relevamiento de obras, previsto para la semana entrante, permitirá incorporar estas construcciones al plan original de la isla y resultará clave a la hora de redefinir los servicios.

Entre las propuestas barajadas entre el Ejecutivo y el Deliberante no se descartó la idea de sumar entretenimientos nocturnos y excursiones diurnas. La alternativa no es nueva ya que fue analizada por el municipio durante los años florecientes de la anterior concesión y dio lugar a la construcción de una discoteca sobre la línea de playa.


Comentarios


El municipio barilochense recuperó la isla Huemul