El municipio custodiará plenamente los derechos de los consumidores

La comuna presentó a los inspectores de la oficina de Información y Defensa del Consumidor. Iniciarán las tareas en febrero con una campaña de notificación a todos los comercios de la ciudad.

BARILOCHE :: RÍO NEGRO

La municipalidad presentó hoy al flamante cuerpo de inspectores de la oficina de lnformación y Defensa del Consumidor, Omiduc, y anunció que a partir de febrero asumirá plena responsabilidad en las fiscalización de la ley 22.806, de Lealtad Comercial.

El plantel de inspectores está integrado por nueve empleados de planta, en su mayoría mujeres, que accedieron al cargo por concurso y fue capacitado por la Dirección de Comercio Interior de Río Negro. Los trabajadores iniciarán tareas con una campaña de notificación a todos los comercios de la ciudad sobre los pormenores de la legislación vigente antes de dar paso a las eventuales sanciones.

La directora de Gobierno municipal Guillermina Alaniz, calificó de “excelente” el trabajo desarrollado por la Omiduc desde su creación y anticipó que en los primeros días de febrero la dirección de Comercio Interior va a delegar en el municipio la totalidad de las facultades que le confiere la ley de Lealtad Comercial.

La funcionaria explicó que la delegación Andina de Comercio Interior va a reservar para si el juzgamiento de las denuncias particulares y las actas de infracción que labre el municipio, y la aplicación de las multas previstas por la legislación que van desde $1.000 a $5.000.000.

Tras la firma del convenio el cuerpo de Información y Defensa al Consumidor, creado por resolución 92-I-2011, va a extender su jurisdicción a todos los rubros habilitados dentro del comercio local.

El director de la Omiduc, Guillermo Perea, señaló que los inspectores van a trabajar de oficio, recorriendo todos los comercios habilitados, o en respuesta a denuncias puntuales y que, además, se va a destacar un representante permanente en la Terminal de Omnibus para que reciba las inquietudes de los visitantes.

El funcionario aclaró que el trabajo del cuerpo no se va a superponer con las tareas específicas de Inspección General y Turismo y que, en caso de observar irregularidades ajenas a su jurisdicción, efectuarán la denuncia ante la dependencia correspondiente.

Perea relató que la oficina a su cargo inició su funciones escuchando “todos los reclamos de la gente”, luego avanzó con el control de la exhibición obligatoria de precios y el cobro de recargos por el uso de tarjetas de crédito y que, a partir de la constitución de su cuerpo de inspectores podrá avanzar con otros aspectos previstos por la ley 22.806.

Agencia DyN


Comentarios


El municipio custodiará plenamente los derechos de los consumidores