El municipio rechazó el aumento tarifario de la CEB

Se objetó la suba del 5,5% que dispuso el EPRE.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El aumento de la tarifa eléctrica en un promedio del 5,5% que dispuso para esta ciudad el organismo regulador provincial (EPRE) fue rechazado de plano por el municipio.

«De ningún modo estamos de acuerdo con el incremento tarifario» aseguró ayer el secretario de Gobierno, Adolfo Fourés, quien se quejó además de que el EPRE no haya contestado ninguno de los planteos efectuados por el municipio «para estudiar otras medidas» antes de recargar el costo sobre los usuarios.

También la Cooperativa Eléctrica de esta ciudad insistió en manifestar su disconformidad por el aumento, pero porque lo considera insuficiente. Sus técnicos y asesores jurídicos preparan el «recurso de reconsideración» de lo resuelto por el EPRE, cuyo plazo de presentación vence el próximo 10 de agosto.

El papel jugado por el municipio en el proceso de revisión tarifaria fue bastante accidentado. En un principio, el Ejecutivo no se inscribió siquiera para participar en la audiencia pública realizada en octubre de 2003 la representación del Ejecutivo municipal, pero finalmente el ingeniero Juan Carlos Cozzi, consiguió presentar una ponencia en representación del intendente.

Durante aquella intervención cuestionó la propuesta de la CEB (que solicitó un aumento promedio del 17%) y convocó a formar una comisión con la Cooperativa y el EPRE para realizar un nuevo estudio sobre la tarifa.

Cozzi aseguró ayer que el Ente Regulador nunca aceptó la convocatoria, aunque de todos modos la comisión se reunió, con participación de vecinos y técnicos interesados.

Terminaron elaborando una gruesa carpeta con propuestas que fue entregada en mano a los tres directores del EPRE hace casi cuatro meses. «Les pedimos una respuesta pero nunca recibimos nada», aseguró Cozzi.

Hace unos días, uno de los ingenieros que trabajó en la iniciativa elaboró un informe a partir de la tarifa para el EPRE para Bariloche y comparándola con el precio de la luz en otras localidades de la provincia y del país.

Cozzi señaló que, según ese análisis, el usuario residencial de Bariloche con un consumo de 200 kw/mes pagaría con la nueva tarifa un 38% más que los usuarios de Edersa y un 28% más que los de Río Colorado.

Según el ingeniero destacado por el Ejecutivo para seguir la cuestión eléctrica, el incremento del 5,5% dispuesto por el EPRE «no está suficientemente fundamentado» y constituye «un antecedente a tomar con mucho cuidado por lo que puede influir incluso a nivel nacional».

También se preguntó por qué Bariloche debe seguir cargando con el costo de mantener su parque alternativo de generación térmica debido a la falta de un sistema de provisión «anillado». A su entender «el marco regulatorio establece que Edersa es responsable de poner la energía en Bariloche y por lo tanto también debería hacerse cargo de la reserva fría».

Las demandas presentadas por la discriminación que padecen los usuarios de Bariloche en la distribución de los subsidios eléctricos fueron uno de los temas centrales en la audiencia pública de octubre pasado. Pero ni el EPRE ni el poder político provincial han dado respuesta clara a esos requerimientos.

Un planteo desatendido

El delegado del EPRE para la Zona Andina, Rodolfo López Alfonsín, aseguró que la resolución tarifaria dictada recientemente para Bariloche brinda una amplia justificación conceptual del nuevo cuadro de precios y pretende básicamente «que las cuentas de la distribuidora estén separadas (de cualquier otro negocio distinto de la electricidad) y cierren como corresponde».

De todos modos, no aparece tan nítida la respuesta a los planteos por la discriminación en el reparto de subsidios.

Según López Alfonsín, esa disparidad se corregirá con la nueva línea de provisión desde Chubut-El Bolsón y permitirá servir a Bariloche con un «anillado» más eficiente.

Aún sabiendo de esa obra, durante la audiencia pública el defensor del Usuario, Juan Kugler, se había preguntado por qué mientras tanto «el costo de la desigualdad que pesa sobre Bariloche no es prorrateada entre todos los rionegrinos». El propio Kugler había dicho entonces que la corrección de esa asimetría «depende del gobernador».

El ex presidente de la CEB, Leonardo De Ferrariis, también recordó en la audiencia que los subsidios tarifarios se alimentan con un fondo nacional no reintegrable y por ley deben llegar «a todos los usuarios de la provincia», pero en el último quinquenio «de 17,3 millones de pesos repartidos, sólo 160 mil llegaron a Bariloche». Lo mismo ocurrió con otro fondo destinado al desarrollo de infraestructura eléctrica. (AB).


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El municipio rechazó el aumento tarifario de la CEB