«El muro entre israelíes y palestinos es trágico»

El Papa visitó un campo de refugiados en Cisjordania. Apoyó creación de un Estado palestino independiente.





BELEN.- El papa Benedicto XVI tachó ayer de «trágico» el muro erigido por Israel en torno a Cisjordania en una alocución ante refugiados palestinos en el marco de su visita a Cercano Oriente.

«Junto a nosotros, que nos reunimos esta tarde, se eleva una cruda señal del atasco de las relaciones al que parecen haber llegado israelíes y palestinos, el muro», dijo el Pontífice a los refugiados del campo de Aida, en las afueras de Belén.

«En un mundo en el que las fronteras se abren más y más para el comercio, para los viajes, para que la gente se movilice, para los intercambios culturales, es trágico ver que se sigan construyendo muros», sostuvo el máximo dignatario católico en una alocución pronunciada en el patio de un colegio de las Naciones Unidas.

«Oramos con fervor por el cese de las hostilidades que ha causado la construcción de este muro (…) A ambos lados del muro hace falta gran valor para superar el miedo y la desconfianza».

En el delicado acto de equilibrio en que se convirtió su visita a los palestinos, el Papa se abstuvo de condenar expresamente la construcción del muro. En horas de la mañana, Benedicto había expresado apoyo inequívoco a la «patria palestina soberana (…) en las fronteras reconocidas a nivel internacional».

Pero en el campo de refugiados, el Pontífice fue más contundente al utilizar el término «Estado palestino independiente».

«Vuestras legítimas aspiraciones a un hogar permanente, a un Estado palestino independiente, siguen sin cumplirse», dijo a los refugiados en su discurso más político de la visita de cinco días a Israel y los territorios palestinos. En lugar de ello, los palestinos y otras personas en la región están presos en una espiral de violencia, atentados, represalias y destrucción permanente, lamentó.

«El mundo entero anhela que se rompa esta espiral y la paz ponga fin a las constantes luchas».

La audiencia de refugiados y el presidente palestino, Mahmud Abbas, aplaudieron la referencia a la demanda palestina de permitir el regreso de los refugiados de la guerra árabe-israelí de 1948. En sus palabras, Benedicto expresó su solidaridad con «todos los palestinos sin hogar que anhelan retornar a su lugar de nacimiento o vivir permanentemente en una patria propia». Benedicto XVI pasó por el muro de hasta ocho metros de altura en su viaje a Belén, pero también desde el patio del colegio del que se dirigió a los refugiados se podía ver claramente la instalación erigida a partir del año 2002 por Israel en reacción a una ola de atentados suicidas palestinos.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
«El muro entre israelíes y palestinos es trágico»