El "Negro" no se va

JAVIER AVENA

Justo se vino a morir un 19 de julio, apenas un puñado de horas antes del Día del Amigo. Justo él, que honró la amistad, y que supo definirla... a lo Fontanarrosa: "Es placentero y descansado encontrarse a las ocho de la tarde con los amigos en El Cairo, porque a los amigos, a los verdaderos amigos, no hay por qué darles pelota. Si un amigo te dice: 'Fui a ver una película iraní', yo le digo: 'Dejame de romper las pelotas'.

Los amigos y el fútbol, dos claves en su luminosa vida:  "Es muy aglutinante sufrir por lo mismo, alegrarse por lo mismo. En la cancha o frente a la tele, cuando hacemos un gol nos abrazamos como locos. De afuera, algunas mujeres lo deben ver como la jaula de las locas", contó hace poco al recordar su amor por Rosario Central.

Fontanarrosa fue un genio que deja una larga lista de personajes, viñetas y textos inolvidables. Y un creador que contó el fútbol como nadie.

Seguro que allá arriba hay unos cuántos que festejaron que vaya a jugar en su equipo,pero los que todavía estamos abajo cantamos la misma canción que los hinchas cuando se despide la estrella del club: "No se va, fulano no se va..."

Y, no, Fontanarrosa no se va. ¿A quién se le puede ocurrir que se vaya la estrella del equipo?


Comentarios


El «Negro» no se va