El “New York Times” criticó el estilo de gobierno de Kirchner

El periódico de EE. UU. cuestionó el poco apego de Kirchner al protocolo, que se vio en la reciente visita del presidente chino, a quien lo recibió en el aeropuerto un funcionario de segunda línea, o cuando no atendió a la titular



Un artículo publicado por el influyente diario norteamericano “New York Times” expresa duras críticas al estilo de gobierno del presidente Néstor Kirchner.

El estilo desacartonado que despliega en sus apariciones públicas, su desapego a las normas del protocolo y a las formalidades de las cumbres internacionales y su tendencia a desautorizar a funcionarios de su gabinete son algunas de las características del “estilo K” analizadas en el artículo publicado por el matutino estadounidense.

En la Argentina tampoco le fue a Kirchner en su relación con los medios de comunicación. Sucede que los periodistas que cubren las actividades en la Presidencia de la Nación, le otorgaron al presidente Kirchner y a su vocero Miguel Núñez, el premio “Limón”, por su poca predisposición a otorgarle información a los medios de comunicación.

“Nunca encabeza una reunión completa de gabinete y suele humillar a sus funcionarios en público. Cancela viajes al exterior en el último minuto, le huye al encuentro con sus pares de la región en las cumbres internacionales y no se puede contar con que reciba a las personalidades del mundo que llegan a la Argentina para reunirse con él”, relata la nota de New York Times en el primer párrafo.

El artículo, titulado “Las rarezas del líder argentino atraen críticas”, se detiene en episodios referidos al manejo presidencial del protocolo que en su momento generaron más de una polémica. Destaca, por ejemplo, que durante su visita a la Argentina, el presidente de China, Hu Jintao, fue recibido en el aeropuerto por un funcionario de segunda de la Cancillería, en lugar de por el propio Kirchner. Hace referencia también al banquete ofrecido en el Palacio San Martín en honor al presidente de Vietnam, Tran Duc Luong, al que el mandatario argentino no asistió tras argumentar “no sentirse bien” y al día de julio de este año en que Kirchner dejó esperando a las puertas de su despacho en la Casa Rosada a la presidente de Hewlett-Packard, Carly Fiorina, quien finalmente se fue de la Argentina sin entrevistarse con él.

El artículo mencionado describe un aumento de las críticas en torno a esta particular forma de ejercer el poder del presidente Kirchner.

“Cuando asumió la presidencia, en mayo de 2003, su estilo informal y su desapego a los rigores del protocolo eran evaluados como 'renovadores'. “Pero las críticas al denominado 'estilo K' han crecido en los últimos meses, tanto en la Argentina como en los países vecinos”.

“Ocurre que el comportamiento del Presidente, considerado en algún momento simplemente rebelde, comienza a revelarse como el reflejo de un provincialismo y una excentricidad inapropiados para un jefe del Estado”, relata el texto publicado ayer en Estados Unidos.

También el premio 'Limón'

El presidente Néstor Kirchner y su vocero, Miguel Núñez, obtuvieron ayer por amplia mayoría de votos de los periodistas acreditados en la Casa Rosada el “Premio Limón”, por su mala predisposición a brindarles información sobre sus actividades oficiales. En cambio, el “Premio Naranja”, para los funcionarios y voceros con mejor relación con el periodismo, los obtuvieron el ministro del Interior, Aníbal Fernández, y el secretario de Medios de Comunicación de la Presidencia, Enrique Albistur.

En el rubro de Prensa, el director de Comunicación Social de la Casa de Gobierno, Julio López, consiguió el primer puesto del “Premio Naranja” por su excelente desempeño en su función de brindar información y asistencia a los representantes de los medios de comunicación que cubren la Presidencia.

Esta es la primera vez que el Círculo de Periodistas de la Rosada decide votar por esos premios, emulando a sus colegas de Economía, que otorgan el premio “Limón” que este año compartieron el ministro, Roberto Lavagna, y el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen.


Comentarios


El "New York Times" criticó el estilo de gobierno de Kirchner