El “no” de España también fue contra el gobierno

Por Marie Noelle Valles



Difícilmente los partidarios del “no” a la Constitución de la Unión Europea (UE) podían cantar victoria ayer en España, pero su rechazo al gobierno se expresó con fuerza en los bastiones nacionalistas del País Vasco y Cataluña y también en las filas de la derecha.

En el referéndum del domingo, el “no” registró un 17,24% de los votos a nivel nacional, pero en el País Vasco superó el 33%, en Cataluña el 28% y en cuatro distritos de derecha de la capital española se acerca a la barrera del 30%, a pesar de las consignas oficiales de apoyar el “sí” que impartió el Partido Popular (PP).

“Los bastiones del PP sancionan al gobierno”, estimaba ayer el diario de derecha ABC, al comentar el resultado en los feudos madrileños del PP.

Días antes de la consulta popular en España, la primera por referéndum en Europa sobre el tratado constitucional, el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero estimaba extraoficialmente que el PP había dado “luz naranja” a sus filas para votar por el “no”.

Pero es tanta la fuerza del sentimiento pro-europeo de los españoles, que algunos no se decidieron a votar “no” y eligieron una “abstención-sanción” contra el gobierno socialista, estimaban algunos analistas.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, buscó inmediatamente en la noche del domingo capitalizar en una participación nacional en su más bajo nivel histórico (42,43%), al afirmar que el “fracaso” era de quien había convocado la consulta, es decir de Zapatero.

En el País Vasco, el “no” se expresó sin complejo alguno, a pesar del llamado a votar por el “sí” del Partido Nacionalista Vasco (PNV, moderado, en el poder) con un 33,66% a nivel regional e inclusive un 40,77% en la provincia de Guipúzcoa.

Los nacionalistas radicales de Batasuna, que pedía el “no”, reivindicaron un rechazo a la Europa de los “Aznar y Berlusconi” a través del portavoz de la formación ilegalizada, Arnaldo Otegi. En Cataluña, el “No” alcanzó el 28,07%. Los independentistas de Esquerra Republicana de Cataluñya (ERC) pueden reivindicar esa cifra, después de una campaña contra la Constitución que según ellos bloquea cualquier perspectiva de una Europa federal.

Los nacionalistas catalanes moderados de Convergencia i Unió (CiU, centro-derecha), que alcanzaron la consigna del voto favorable luego de agitados debates internos, no lograron convencer al conjunto de sus electores.

“En esas regiones hubo un reflejo de voto hostil al poder central de parte de los nacionalistas más radicales”, según Pierre Giacometti, director general del instituto de encuestas Ipsos.

En cuanto a la única formación nacional que llamó a votar por el “no”, la coalición ecolo-comunista Izquierda Unida (IU) reivindicó el mérito de los 2,4 millones de votos en nombre de un “movimiento social que quiere más Europa, pero no como ésta”, según su coordinador general Gaspar Llamazares. Al subrayar la particularidad de un resultado que al parecer no dio cabida a los antieuropeos, Llamazares aseguró que el “no” en España es íntegramente progresista, de izquierda y proeuropeo crítico”.

(AFP)


Comentarios


El "no" de España también fue contra el gobierno