El nuevo Jesse James

Héroe en Facebook, villano en su pueblo

#

Su fuga de un correccional el año pasado disparó sus números. En Facebook acaba de romper la barrera de los 7.000 seguidores en su club de fans, donde le describen como un moderno Jesse James. Y todo por haber cometido delitos desde que tiene uso de razón.

Se llama Colton Harris-Moore y ejerce como delincuente desde que tiene 7 años. Ha robado en casas, supermercados y cafeterías en una isla al norte de Seattle, estado de Washington, y aunque la policía lo tiene más que fichado, no han conseguido dar con él, haciendo su leyenda más grande aún entre los adolescentes que lo idolatran.

No en vano, ha protagonizado persecuciones de película, huyendo en lanchas fueraborda y realizando tres aterrizajes forzosos en avionetas que él mismo aprendió a pilotar a través de un curso por ordenador. Por cierto, que el curso lo compró en internet con una tarjeta de crédito robada.

Ahora ha vuelto, o eso creen las autoridades, que aunque desconocen su paradero después de que se fugara de una prisión de mínima seguridad para menores en abril de 2008, sospechan que los últimos hurtos en Camaro Island son obra de Harris-Moore, en la misma zona rural donde se crió este joven a base de gritos y enfrentamientos con su madre.

Puede que esa infancia difícil le llevase a ser lo que es, según dice una de sus vecinas. Robin Lowell, la madre de una de las amigas de Harris-Moore, asegura que los robos se convirtieron en "un mecanismo de supervivencia" para el ladrón adolescente, que tuvo que buscarse la vida como pudo cuando su madre le echaba de casa —un viejo trailer aparcado al sur de la isla—, algo que ocurría con bastante frecuencia.

A los 12 años, Colton ya acumulaba varios cargos por robo en propiedad privada o en almacenes.Robar para vivirQuizá por eso su firma ya es inconfundible: es un ladrón muy inteligente, no sustrae cosas excesivamente caras ni causas grandes destrozos en las casas. Se lleva utensilios básicos de supervivencia como mantas, zapatos, linternas con visión nocturna —como la que le robó al departamento de bomberos local—, herramientas de los garajes y comida.

Pero no cualquier tipo de comida: es un caco con gustos peculiares y cuando da el golpe en los supermercados de su isla se lleva agua con vitaminas o cecina.Lleva tanto tiempo en labores de fuga que es experto en acampar en los bosques que pueblan la mayoría de la isla.

 La policía ha podido detenerle en varias ocasiones, aunque desde que se fugó del correccional los delitos no han cesado, con un radio expandido de acción en gran parte del estado de Washington y en Canadá.Entra y sale de los territorios en avioneta.

 Ya ha robado tres, la primera en noviembre, propiedad de uno de los presentadores estrella de la radio local, el transporte perfecto para hacer un aterrizaje forzoso en Orcas Island y dejar huella en el lugar con unos cuantos golpes de los suyos.Después cayeron una Cirrus SR22 y una Cessna 182, la última hallada sin alas y con parte del fuselaje partido, un caso milagroso de supervivencia que las autoridades locales todavía no se explican. Por eso, el FBI ya está en el asunto.

Y quizá por eso también ya hay tres versiones distintas de camisetas en honor a Harris-Moore en el mercado y una canción, "La balada de Harris descalzo". Eso sin contar las peticiones de matrimonio a través de Facebook para este Robin Hood moderno de los bosques del norte de Seattle.


Comentarios


El nuevo Jesse James