El obelisco se vistió de lápiz para recordar el horror

Hubo una vigilia y acto en el "pozo de Banfield". Emotivo homenaje a los estudiantes desaparecidos.

#

El obelisco permaneció todo el día de ayer disfrazado para recordar el hecho ocurrido al inicio de la dictadura.

BUENOS AIRES (DyN) - Con el Obelisco vestido de "Lápiz" y un acto frente al edificio donde funcionó el centro de detención conocido como el "Pozo de Banfield", se conmemoraron ayer los 30 años de la llamada "Noche de los Lápices", en la que estudiantes secundarios fueron detenidos y desaparecidos durante la última dictadura militar.

La Dirección Nacional de la Juventud realizó ayer una "jornada de reflexión" en la Plaza de la República, donde se desplegó una tela de 210 metros para vestir al Obelisco en forma simbólica de "lápiz", y repartieron folletos con información sobre el hecho ocurrido el 16 de septiembre de 1976.

En tanto, grupos de estudiantes y de distintas organizaciones de derechos humanos encabezaron un acto en el antiguo centro clandestino de detención conocido como el "Pozo de Banfield", donde los militares mantuvieron secuestrados a los estudiantes platenses.

El 16 de septiembre de 1976, un grupo de militares secuestró en La Plata a siete adolescentes de entre 14 y 18 años, los sometieron a torturas, y sólo dos de ellos sobrevivieron, Pablo Díaz y

Emilce Moler. María Claudia Falcone, María Clara Ciocchini, Francisco López Muntamer, Daniel Racero, Horacio Ungaro y Claudio de Acha permanecen desaparecidos y hoy cumplirían entre 45 y 47 años.

Según informaron fuentes de la dirección nacional de la Juventud, dependiente del ministerio de Desarrollo Social, el Obelisco permanecería durante todo el día "disfrazado de lápiz" y esta madrugada se desmontaban los 210 metros de tela que lo recubren para que recupere se imagen habitual.

Por su parte, un grupo de estudiantes pasó la noche en "vigilia" frente al edificio donde funcionó el Pozo de Banfield, realizando

mateadas populares con tortas fritas, mientras se proyectaron videos alusivos al hecho y recitales musicales para recordar a los jóvenes desaparecidos. Según se informó, los organismos de derechos humanos y estudiantiles reclamarán a las autoridades que el viejo edificio sea entregado a las organizaciones para convertirlo en museo. Estas actividades se sumaron a una marcha multitudinaria que realizaron el viernes a la noche grupos estudiantiles, sociales y políticos.


Comentarios


El obelisco se vistió de lápiz para recordar el horror