“El objetivo es crecer al 6% anual sin devaluar”



Domingo Cavallo descartó ante inversores externos cualquier posibilidad de que se produzca una devaluación en la Argentina y aseguró que la economía recuperará su competitividad a partir de la reducción de la política impositiva y la eliminación de políticas distorsivas. Dijo que el objetivo es crecer al seis por ciento anual en los próximos diez años.

Washington.- El ministro de Economía, Domingo Cavallo, afirmó ayer que el objetivo principal del gobierno de Fernando de la Rúa es lograr crecer un 6% en forma “sustentable en los próximos diez años” y sostuvo que para forzar una reactivación económica se buscará ganar competitividad sin devaluar la moneda.

Estos conceptos fueron vertidos por Cavallo en Washington en el marco de su disertación realizada en el Consejo de las Américas, y transmitidos en directo por la cadena de televisión norteamericana CNN.

Sus argumentos recibieron el apoyo del Fondo Monetario Internacional y cerrados aplausos del sector privado.

El titular del Palacio de Hacienda afirmó que “devaluar sería un desastre político”, por entender que de esta forma se violaría la Ley de Convertibilidad, y consideró que “están equivocados” los que piensan en esta posibilidad.

“Los argentinos no vamos a imponer una reducción de la deuda sobre los activos de Argentina, ni tampoco sobre los extranjeros, porque la base de la transformación vivida en los noventa es de respeto a los derechos de propiedad. No vamos a implementar esta alquimia loca monetaria”, explicó Cavallo.

El ministro afirmó que “dejar que flote la moneda (el peso) y comenzar con una devaluación fuerte como sucedió en Brasil, es algo que no puede suceder en la Argentina, y aquellos que piensan que eso va a suceder están equivocados”.

Al mismo tiempo, desestimó los alcances que podría tener la dolarización y avaló el proyecto oficial de incorporar el euro a la Convertibilidad.

“En este momento tenemos un objetivo muy claro, queremos lograr un crecimiento anual del 6 por ciento, en una base sustentable para los próximos diez años. Sabemos que eso es perfectamente posible”, afirmó.

“¿Cómo vamos a lograr este crecimiento rápido? Nuestro enfoque será sobre la Competitividad”, reveló a su auditorio.

Consideró además que esto se logrará “sin devaluar” y “sin duda a través de inversiones, aumentando el nivel de vida de los argentinos e implementando a mediano plazo tecnologías más avanzadas en el proceso productivo” de bienes y servicios.

Asimismo, Cavallo justificó la “depresión” que vive la economía argentina a partir de la puesta en marcha de “costos cada vez mayores para las nuevas inversiones y además de la incertidumbre creada por errores políticos durante 1998 y 1999”.

Por tanto, criticó la imposición de impuestos como el IVA a los bienes de capital y el impuesto a la renta mínima sobre activos, entre otras alícuotas.

El FMI dio su apoyo

El director ejecutivo del Fondo Monetario (FMI), Horst Kohler, expresó su apoyo al programa de Cavallo, y manifestó su convicción de que la Argentina logrará “capear el temporal”.

El directivo remarcó que las políticas adoptadas por la Argentina, al igual que Turquía, “merecen un fuerte apoyo”.

“Cavallo ha dejado claro que su enfoque está guiado por la disciplina fiscal, el respeto a los derechos de propiedad y la creación de un clima sólido para la inversión y el crecimiento”, dijo ante el Consejo de las Américas.

No obstante, mostró sus desavenencias con el proyecto de Cavallo para incluir al euro en el régimen de convertibilidad.

“La paridad con una moneda sólida funciona. La ley de convertibilidad es una ley razonable y aprecio que el ministro Cavallo haya dicho que basa su política en la ley de convertibilidad existente”, señaló.

Las frases salientes

Sin devaluar.- “Sacaremos a Argentina de esta situación sin devaluar, sin abandonar nuestro sistema monetario, que es amado por los argentinos porque protege nuestros salarios. Nosotros los argentinos sabemos perfectamente que no podemos devaluar, que hacerlo sería un suicidio, un desastre político y un desastre económico”.

* * *

Especulaciones.- “Dejar nuestra moneda flotar comenzando por una devaluación, como algunos proponen, es imposible. Las especulaciones en ese sentido están mal y llevarán a incorrectas conclusiones”.

* * *

Euro.- “Nuestro peso será más estable, porque será el resultado de la combinación del dolar y el euro y nuestra moneda será más estable que las dos en relación una de la otra. El peso no será nunca una moneda inflacionaria”.

* * *

Consumo.- “Necesitamos aumentar la demanda. La inversión es un componente de la demanda interna. Si los argentinos se sienten seguros sobre el futuro, van a consumir más, en lugar de ahorrar y enviar el dinero al exterior. Esto requiere trabajar en Argentina con los argentinos, y eso es lo que he estado haciendo en los últimos 40 días”.

* * *

Inversores.- “Argentina va a proteger los derechos de propiedad de los argentinos y los derechos de propiedad de los inversores”.

“Soy el mismo Cavallo de los “90”

WASHINGTON.- Domingo Cavallo se llevó las risas aprobatorias y los aplausos de los poderosos empresarios y funcionarios reunidos en el Consejo de las Américas, a quienes aseguró que no está “loco” y que es “el mismo de los “90”.

Cavallo fue ayer uno de los oradores destacados junto al presidente de Estados Unidos, George W. Bush y el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell.

Arrancó los primeros aplausos fuera de programa cuando dijo que “los asesores de imagen le aconsejarían no hablar del euro”, la moneda que quiere incluir en la canasta de divisas que regirá la convertibilidad, junto al dólar.

Luego, tras delinear los beneficios de incluir el euro, siguió exponiendo las líneas principales de su gestión, en especial su intención de impulsar la reactivación económica a través del refuerzo de la productividad, con su consecuente y anhelado aumento de las exportaciones y del consumo interno. Cuando creyó que su discurso podía tener alguna posible connotación proteccionista, el ministro se dijo a sí mismo si los presentes se estarían preguntando “¿Cavallo se volvió loco?”.

Y enseguida les respondió, cosechando la segunda tanda de sonoros aplausos, que no es así, “soy el mismo Cavallo de los “90”, la década en la que impulsó la ley de convertibilidad monetaria (un peso igual a un dólar) que de hecho cerró una etapa de inflación crítica en su país. Durante su exposición, Cavallo aseguró que no se registrará ninguna devaluación en su país, en especial porque una medida semejante significaría “un desastre político”, afirmó.

El ministro sintetizó ante la audiencia su plan económico, basado, según explicó, en la adopción de la canasta monetaria mixta dólar-euro para regir la convertibilidad, y en el impulso de la competitividad, a través del levantamiento de aranceles para la importación de bienes de capital y la consecuente baja de los costos de producción, señaló. Durante la reunión del Consejo de las Américas, Cavallo recogió también saludos y elogios explícitos del director del Fondo Monetario Internacional, Horst Koehler, y del representante estadounidense para el Comercio, Robert Zoellick. (ANSA).

Ahora reivindica el Mercosur

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, dijo ayer tres veces que su país respetará los acuerdos asumidos con Brasil, Paraguay y Uruguay, sus socios del Mercosur, pero reiteró que el bloque no puede actuar como impedimento, sino como promotor de acuerdos de libre comercio con otros países o regiones.

Cavallo participó de la 31º conferencia anual del Consejo de las Américas que se celebra en Washington y reiteró las declaraciones que durante el fin de semana generaron polémica al interior del gobierno argentino acerca del Mercosur.

“Lo mejor, sin duda, es la negociación multilateral del Mercosur como bloque en esquemas tipo “cuatro más uno”, ya sea con otros países o con otros bloques”, indicó.

Remarcó que “mientras dedicamos nuestros esfuerzos hacia el objetivo de construir el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), no podemos dejar de lado la posibilidad de llegar a otros acuerdos de libre comercio con otros países, en forma bilateral”.

“No podemos estar en el ALCA sin el Mercosur”, dijo, a modo de ejemplo, al señalar que su propuesta de que Argentina y también los otros socios negocien bilateralmente acuerdos de libre comercio con otras naciones no tiene por qué necesariamente chocar con el proyecto del Mercado Común del Sur que estos cuatro países llevan adelante desde 1991.

El Gobierno de los Estados Unidos mantuvo ayer conversaciones con la Argentina y Uruguay tendientes a lograr un acuerdo bilateral de libre comercio.

La propuesta presentada por el subsecretario norteamericano de Estado para Asuntos Interamericanos, Peter Romero, fue confirmada por el canciller Adalberto Rodríguez Giavarini.

“Hemos tratado el tema (de un acuerdo bilateral) pero ellos prefieren avanzar primero en el ALCA”, comentó el funcionario estadounidense.

Mientras tanto, Rodríguez Giavarini explicó que la estrategia de la Argentina es negociar el ALCA como bloque del Mercosur, y luego analizar otras alternativas.


Comentarios


"El objetivo es crecer al 6% anual sin devaluar"