El oficialismo enfila hacia Allen aunque no tiene claro para qué

Mañana será la reunión entre partido y gobierno y existe desconcierto entre varios dirigentes. Habrá reclamos a la intervención, pero ante la ola de rumores el vicegobernador Mendioroz advirtió que no firmará ningún documento que anticipe la salida de la UCR.

Confundido.

Con esa sensación concurrirá el oficialismo rionegrino al acto de mañana en Allen.

Elementos internos y exógenos abonaron esta semana esta situación.

Un aporte importante corresponde al escenario externo originado en el conflicto entre el gobierno nacional y la dirigencia rural.

Otro ingrediente esencial lo constituye la incógnita sobre el camino que sostendrá en el futuro inmediato el gobernador Miguel Saiz y los suyos. ¿Profundizará la Concertación con el kirchnerismo u ofrecerá gestos al radicalismo para la normalización interna? ¿Será posible emitir mensajes en ambas direcciones? ¿Abrirá la opción de un partido propio?

Los organizadores insisten en que la convocatoria sólo se centrará en la cuestión provincial.

¿La razón? "La necesidad de juntarnos los radicales y reconstruir un rumbo, planteando un fuerte reclamo a la intervención de la UCR de permitir a los radicales definir sus autoridades y su proyecto", explicó el presidente del bloque de legisladores, Daniel Sartor.

Un hecho de la víspera generó más incertidumbre: un comunicado de los radicales K que insiste en la normalización interna y advierte que de lo contrario surgirá su propio partido nacional.

Por su parte, el vicegobernador Bautista Mendioroz garantizaba ayer su presencia en Allen, pero se aferra a lo que habló inicialmente con el gobernador. "Miguel (Saiz) me aseguró que de la situación partidaria no se hablará y no tengo nada en contrario", explicó.

De todas maneras, Mendioroz advirtió que no firmará "ningún documento que pueda afectar" la apertura lograda en la relación con la orgánica para normalización de la UCR. "Sólo no estaré si advierto que se trabaja en una posición que pueda afectar esa posibilidad", afirmó. Luego insistió en que "yo no me voy del partido ni que me echen".

El panorama prevé que la concurrencia en sí marcará un gesto político. Por eso el vicepresidente de la Legislatura, Jorge Pascual, habló ayer con Saiz para adelantarle su ausencia, pues permanecerá en Venado Tuerto por razones personales.

El encuentro se realizará desde las 10 en el CEM 24 de Allen.

La convocatoria formal -también hubo mensajes de texto alentando a la participación- explica que se trabajará en cuatro comisiones: Desarrollo Social, Desarrollo Económico, Seguridad y Acción Política.

A las 13 está previsto un break para almorzar, retomando las actividades a las 14, momento en que se leerán las conclusiones de cada comisión para la elaboración del documento final.

Por último, para las 16 está previsto el cierre del encuentro con los discursos del senador Pablo Verani y del gobernador Miguel Saiz.

(AV / Redacción Central)


Comentarios


El oficialismo enfila hacia Allen aunque no tiene claro para qué