El oficialismo podría perder la mayoría propia

En diciembre se retirarán 12 integrantes de la bancada del Frente para la Victoria y, según las proyecciones regresarían sólo entre 7 y 9. Las estimaciones previas mostraron que el kirchnerismo tendrá dificultades para obtener buenos resultados en los grandes distritos.





Las elecciones del 28 mostrarán un bloque oficialista en retroceso, hasta el punto de convertir en muy dudoso que mantenga el quórum propio que muestra con orgullo desde el 2005.

El 9 de diciembre se retirarán 12 integrantes de la bancada kirchnerista y, según la proyección que anticipan las encuestas, podrían regresar sólo entre 7 y 9. En mejor situación se encuentran los partidos de oposición, que también renuevan 12 senadores, pero podrían ingresar entre 15 y 17.

Sin embargo, la gran dispersión de los bloques enfrentados con el gobierno hace que las bancadas opositoras queden individualmente muy lejos del oficialismo. El Senado recambiará 24 de sus integrantes -un tercio-, en ocho provincias, a razón de dos legisladores por el partido más votado y uno por el segundo.

Los ocho distritos que renovaran sus representantes serán Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Catamarca, Chubut, Corrientes y La Pampa. Del total de senadores que se van, 12 integran el bloque kirchnerista, 6 el radical; 2 son justicialistas disidentes (Santa Fe); otros tantos, bussistas tucumanos; uno, socialista santafesino y otro juecista, de Córdoba.

La bancada del Frente para la Victoria reúne hoy a 40 miembros, 3 por encima del quórum propio de 37, pero a partir del 10 de diciembre el número puede caer por debajo de ese nivel, que tiene un poderoso significado político porque traza las diferencias entre un gobierno con sólido respaldo y otro en pleno proceso de debilitamiento.

Todas las estimaciones previas, desde el inicio del proceso electoral, mostraron que el kirchnerismo tendrá dificultades insalvables para obtener buenos resultados en los grandes distritos, sobre todo en las tres provincias más importantes que este año deberán renovar su representación en la Cámara alta: Córdoba, Santa Fe y Mendoza.

Los números de Córdoba anticipan que el kirchnerismo podría salir cuarto, en una lista de vencedores que podría encabezar Luis Juez, seguido del justicialista disidente Eduardo Mondino o el radical Ramón Mestre, pero, cualquiera sea el orden, ninguno aportaría un solo senador al bloque oficialista, pese a que están retirando dos integrantes de la bancada k.

Tampoco en Santa Fe el kirchnerismo sacaría beneficio, porque tanto sea que triunfe la dupla peronista disidente que propone las reelecciones de Carlos Reutemann-Roxana Latorre, como la socialista Rubén Giustiniani-María Migno, ningún legislador aportará al bloque que encabeza Miguel Angel Pichetto.

Mendoza agrega más preocupaciones: la reunificación radical -UCR, cobismo, Coalición Cívica- da muchas chance a la reelección de Ernesto Sanz, y el pase de diputados a senadores de Laura Montero, y deja al oficialismo con un senador menos, invirtiendo el orden actual de 2 a 1 que favorece al PJ del gobernador Celso Jaque.

En La Pampa, el justicialismo podría retener las dos bancas que pone en juego, pero el candidato y ex gobernador Carlos Verna acaba de declarar: «Kirchner, más que ser discípulo de Perón, es discípulo de Nerón. Tengo miedo que intente prender fuego el Congreso».

Con la suma de los cuatro distritos -pérdida de dos cordobeses, dos pampeanos y un mendocino-, el oficialismo baja de 40 legisladores a 35, dos por debajo del quórum de 37. Sobre Corrientes flotan todas las incógnitas: hoy se van dos kirchneristas y un radical, existe una creencia que ese orden se invertirá a partir del 10 de diciembre, algunas encuestas indican que el oficialismo se quedaría sin bancas.

En Catamarca, triunfará el radicalismo, como ya hizo el 8 de marzo, por lo que renovará los dos senadores, y dejará uno para el justicialismo, que aportará un asiento al oficialismo, gane Lucía Corpaci o Ramón Saadi.

En cambio, Tucumán será la única provincia que le dé satisfacciones, porque el oficialismo, encabezado por la esposa del gobernador José Alperovich, seguramente conquiste dos bancas. En Chubut, la tendencia favorece al PJ del gobernador Daniel Das Neves.

Por ahora, los oficialistas chubutenses suman al kirchnerismo. El tercer senador provendrá de la UCR. Si se mide por el parámetro del número de senadores nacionales, el gobierno perdió los comicios de mitad de mandato.

DyN


Comentarios


Seguí Leyendo

El oficialismo podría perder la mayoría propia