El oficialismo se opone a que Scioli asista





#

“Ni loco debe ir”, le recomiendan a Scioli.(Foto: DyN )

Debate presidencial

No habrá cortesía de la casa. Distintas fuentes del Frente para la Victoria (FpV), a tono con la ambigüedad de su candidato, dijeron a “Río Negro” que seguramente Daniel Scioli, evitará discutir cara a cara con postulantes de la oposición, entre ellos Mauricio Macri y Sergio Massa. Hasta ahora, hay dos iniciativas que se mantienen en pie, una más acotada, la del programa “A dos voces”, de la señal de cable Todo Noticias (TN), del grupo “Clarín” y otra más amplia, convocada por “Argentina debate” y que prevé la participación, además, en una facultad de la UBA, de Margarita Stolbizer, Nicolás del Caño y Adolfo Rodríguez Saá. “No le conviene. Ni loco debe ir y exponerse a que lo destrocen, cuando está claro que aplastará en las urnas”, señaló un miembro de la mesa sindical que se encolumna detrás de Scioli. Recordó el antecedente de “la silla vacía” dejada por Carlos Menem, en mayo de 1989, ante el llamado del periodista Bernardo Neustadt para confrontar ideas y plataformas con Eduardo Angeloz, del radicalismo. Salvando notorias diferencias de contexto, en aquella oportunidad la productora de “Tiempo nuevo”, Clara Mariño, declaró que “quien va ganando no da debate”. “Los riesgos son mínimos, pues el voto del FpV está muy consolidado. Es cierto que se expone a que lo peloteen los otros cinco, pero Daniel está muy confiado ya que tiene mucho para mostrar y defender de un proyecto de 12 años. Y, tanto Cambiemos como UNA, representan un verdadero acertijo... pero creo que no irá, no le encontramos sentido”, señaló por su parte un porteño que está en núcleo de decisión sciolista. En el sector más duro del gobierno K, no hay predisposición a hacer concesión alguna a TN. En algún momento se evaluó si la intervención de Scioli en una polémica de ese tipo le podría acarrear la adhesión de capas medias de la sociedad, pero por sobre todo primó la tirria hacia el grupo mediático que está en la vereda opuesta a la de la presidente Cristina Fernández. La organización juvenil La Cámpora hizo notar que cuando en octubre del año pasado los conductores de “A dos voces” propusieron a los precandidatos estampar una rúbrica de compromiso, el único que no lo hizo fue Scioli. “Siempre he estado. No necesito firmar y lo primero es el respeto a los compañeros”, se excusó en esa ocasión. En días recientes, en medio de gestiones de las que participan solo voceros, Karina Rabolini, la esposa del gobernador, puso en duda una confrontación televisiva. Especialmente a partir de lo que juzgó como “una campaña sucia” contra Scioli. Ejemplificó con “la foto trucada” de ambos en un lugar paradisíaco de Italia, destino al que partieron (y tuvieron que regresar de urgencia) en medio de las inundaciones en la provincia de Buenos Aires. Como no hay una ley que obligue a debatir a los presidenciales, solo depende de la buena voluntad de estos y del impacto en la opinión pública. Macri, a través de Iván Pavlovsky, se manifestó dispuesto a polemizar, pero condicionó su concurrencia a la asistencia de Scioli. Hernán Charosky, coordinador general de la iniciativa para discutir en una universidad, señaló que la discusión se hará aún sin Scioli el 4 de octubre. A la vez, la diputada Carla Carrizo, del espacio de Martín Lousteau, aseguró que el oficialismo “quiere blindar a Scioli para que no hable”.

ARNALDO PAGANETTI Agencia Buenos Aires


Comentarios


El oficialismo se opone a que Scioli asista