“El oro argentino, el negocio de los idiotas”



Usted es dueño de un campo fértil que posee una vertiente de agua pura y cristalina, apta para consumir y disponible para cuando la necesita, por lo tanto tiene una fuente de vida y una fortuna potencial. Un día se le aparece un “gringo” y lo “convence” que para beber ese agua es mejor envasarla en una botella, entonces le propone que le dé la concesión de la vertiente y la posesión del agua para que él, que no tiene agua pero sí botellas, la envase y luego se la venda. Pero el valor de compra y el valor de venta del agua lo determina él. Ahora, cuando usted tenga sed deberá “comprarle al gringo” (su) agua en botella para beber. A simple vista el “negocio” muestra a un “idiota” y a un “vivo”. Esto es un “cuentito”, ahora pasemos a la realidad. Argentina tiene ocho minas de oro: Veladero (San Juan), Pascua Lama (San Juan, Argentina-Chile), Bajo La Alumbrera (Catamarca), Agua Rica (Catamarca), Andacollo (Neuquén), Calcatreu (Río Negro), El Desquite (Chubut) y Cerro Vanguardia (Santa Cruz), con reservas comprobadas que superan los 90 millones de onzas. Vinieron unos “gringos” y “convencieron” al gobierno para que se las “entregue”. Veladero, Pascua Lama y Bajo La Alumbrera están en poder de la Barrick Gold Co, empresa de capitales canadienses, norteamericanos e ingleses. Andacollo, la opera Andacollo Gold, propiedad de Magsa (Minera Argentina Gold Sociedad Anónima); y Magsa es subsidiaria de la multinacional Barrick Gold Corp. Calcatreu es controlada por Pan American Gold de capitales canadienses, norteamericanos e ingleses. El Desquite es de la Meridian Gold (canadienses y norteamericanos). Cerro Vanguardia está en poder de Anglo Gold Ashanti, empresa de capitales ingleses y sudafricanos, y Agua Rica pertenece a Yamana Gold, de capitales canadienses, estadounidenses e ingleses (los gringos vivos que no tienen oro pero disponen del oro). El valor mundial del oro, denominado Gold Fixing, es fijado por la London Gold Fixing Association, asociación integrada por cinco miembros: Scotia-Mocatta (Bank of Nova Scotia), Barclays Capital (Bank Barclays), Deutsche Bank, HSBC Bank y Société Générale Bank. Con sede en Londres, Gran Bretaña (otros gringos vivos que no tienen oro pero determinan su valor). Las mineras extranjeras que controlan el oro argentino y los miembros de la London Gold Fixing Association que determinan su valor tienen en común los siguientes accionistas: Blackrock Group Ltd, State Street Corporation, Fmr Llc (Fidelity Management & Research), Vanguard, Bank of New York Mellon Corp, Barclays Plc, Bank of America Corporation, Bank of Nova Scotia, Citigroup Inc, Credit Suisse, Franklin Resources Inc, Goldman Sachs Group Inc, HSBC Holdings Plc, JP Morgan Chase & Company, Merrill Lynch & Co Inc, Oppenheimer & Company, Pioneer Investment Management Inc, Royal Bank of Scotland Group Plc, Van Eck Associates Corporation, Wellington Management Company Llp (los gringos más vivos, que controlan todo). Comparando el “cuentito” con la “realidad”, se repiten los roles: “los idiotas” (argentinos) dueño del oro y “los vivos” (gringos) que no tienen oro pero “disponen” de él. La noticia, que no tuvo la debida repercusión en los medios, es que durante la primera quincena de abril el Banco Central de la República Argentina “compró” 7.000 kilos (246.917,76 onzas) de oro a u$s 1.629 la onza, el costo total fue de u$s 402,22 millones. Es decir: como en el cuentito, el “argentino idiota” vende su oro “al gringo vivo” a u$s 200 la onza y luego se lo compra a u$s 1.629. Esto, aunque usted no lo crea, no es cuento. Este proceso de entrega de los recursos mineros para que los capitales extranjeros hagan millonarios negocios financieros se inicia en el año 1995 y se profundiza a partir del 2004. Al igual que con el petróleo. Edgardo Roberto Arca DNI 12.820.329 Cinco Saltos

Edgardo Roberto Arca DNI 12.820.329 Cinco Saltos


Comentarios


“El oro argentino, el negocio de los idiotas”