El pánico avivó la solidaridad



VIEDMA (AV).- Otro incendio en un departamento generó pánico y la solidaridad de los vecinos. Esta vez fue en el tercer piso del módulo de Guatemala al 600 del barrio de las 1.016 Viviendas. Cerca de las 21 los gritos desesperados de un hombre pidiendo ayuda alertó al vecindario. Con su beba en brazos y los otros dos chiquitos menores de seis a su lado el padre pedía ayuda por una ventana sobre Guatemala. El fuego iniciado en el ingreso de la vivienda no le permitió salir y optó por gritar por auxilio desde una ventana. En forma inmediata se movilizaron los vecinos. Uno del segundo con una manguera atacó las llamas, otra vecina también aportaba agua, mientras que varios hombres corrieron con una escalera que no llegaba ni cerca del tercero. Los vecinos subieron hasta donde la escalera lo permitía y la prolongaron haciendo de peldaños humanos: uno sobre el hombro del otro hasta llegar a la ventana. Así bajaron a las tres criaturas mientras otros seguían combatiendo el fuego con el agua. Cuando llegaron los Bomberos quedaba solo humo. En ambos incendios un cortocircuito habría sido la causa del fuego. Ayer personal de Edersa recorrió las 1.016 Viviendas revisando medidores e instalaciones.


Comentarios


El pánico avivó la solidaridad