El Papa designó a Bressanelli obispo de Neuquén

Es el cuarto jefe pastoral de la diócesis y sucede a monseñor Marcelo Melani, que era observado desde el 2009 por la Santa Sede. El nuevo titular ocupó hasta ayer el lugar de coadjutor.



#

A los 69 años, monseñor Virginio Bressanelli fue elegido obispo de Neuquén y vicepresidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Archivo

NEUQUÉN (AN).- La Iglesia Católica neuquina tiene nuevo obispo y la designación llegó sin sorpresa. Ayer, el Papa Benedicto XVI aceptó la renuncia de monseñor Marcelo Melani y designó en su reemplazo a Virginio Bressanelli, hasta ayer obispo coadjutor de la diócesis de Neuquén. La noticia la recibieron Melani y Bressanelli en la localidad bonaerense de Pilar, donde participan de la asamblea de los obispos. En ese ámbito se eligió, también ayer, a la nueva comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina que ahora preside el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo. La vicepresidencia la ocupa Bressanelli (ver página 5). Luego de un año cogobernar la diócesis junto a Melani, monseñor Bressanelli pasará a ser el cuarto jefe de la Iglesia neuquina. Desde Buenos Aires, Melani expresó su gratitud al pueblo por su acompañamiento y reseñó su paso por el Obispado que comenzó a funcionar con Jaime de Nevares. “Quisiera poder llegar, por este medio, a todos los habitantes de la provincia para agradecerles estos casi diez años de mi permanencia en el servicio de Obispo de Neuquén. Han sido años llenos de momentos de atención a problemas comunitarios y personales, años de diálogos y de esfuerzos para contribuir a la paz social”, dijo Melani en un comunicado de prensa. El ex obispo pidió además “perdón a cuantos pude haber incomodado con mis palabras y actos” y aseguró que “a todos los tengo muy presentes”. A partir de ahora Melani pasará a integrar una de las comunidades de la Congregación Salesiana del interior provincial. Virginio Bressanelli nació en la ciudad de Beravebú, Santa Fe, en mayo de 1942. Fue ordenado sacerdote el 17 de diciembre de 1966 en el Instituto de Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús de Roma. En 2005 fue elegido obispo de Comodoro Rivadavia y cinco años después fue trasladado como obispo coadjutor de Neuquén en febrero del año pasado. Bressanelli llegó a Neuquén, por decisión del Vaticano, luego de que un sector conservador de la Iglesia se quejará de que en Neuquén no se respetaba “rigurosamente” el protocolo de la liturgia. Sin embargo, otra versión, daba cuenta en su momento que el arribo del obispo coadjutor era una ratificación a la conducción de Melani. Con motivo de los 50 años del obispado, Bressanelli reflexionó sobre la importancia que tuvo y tiene la iglesia, sin olvidarse de Jaime de Nevares, primer obispo de la provincia. “Hay que retomar el pasado que tuvo esta iglesia para proyectarnos hacia un futuro donde sigamos siendo una iglesia samaritana”, dijo.


Comentarios


El Papa designó a Bressanelli obispo de Neuquén