El paraje Prahuaniyeu celebra su cumpleaños

PRAHUANIYEU (AJ).- El pequeño paraje de Prahuaniyeu festejará hoy un nuevo aniversario de la declaración como Comisión de Fomento.

Prahuaniyeu es uno de los tantos parajes perdidos de la Región Sur rionegrina que su mayoría están sumidos en la desolación y el olvido y ubicados en lugares a los que se hace muy difícil llegar, sobre todo en invierno.

Esta pequeña aldea, en la que viven 62 familias, se levanta en un cañadón que nace al pie de la imponente Meseta de Somuncura, a 67 kilómetros al sur de Los Menucos, por la Ruta Provincial 8. El caserío está asentado a pocos kilómetros al norte del Paralelo 42 que divide a las provincias de Río Negro y Chubut.

Un 29 de mayo de 1979 fue declarado como Comisión de Fomento y a partir de allí la vida del pequeño paraje fue mejorando. Allí todos los pobladores se conocen por sus nombres y apellido o apodos. Orlando Goicoechea, por ejemplo, es el Comisionado de Fomento y quien lleva adelante con muchos aciertos el desarrollo del paraje, según sostienen los vecinos.

Funciona un Destacamento Policial, una Sala de Primeros Auxilios y la Escuela Primaria "Rosario Vera Peñaloza" a la que asisten unos 40 alumnos durante el período septiembre-mayo. En su mayoría, la población está compuesta por pequeños crianceros de ganado ovino y caprino. También hay unos pocos beneficiarios del Plan Jefas y Jefes de Hogar, docentes y gente que no tiene trabajo.

Para este día habrá diferentes actividades y recuerdos muy especiales, como el de Carlos Cittá, quien fuera el primer director de Comisiones de Fomento de Río Negro y un trabajador incansable para mejorar la vida en esta región rionegrina.

Desde diciembre de 2004, el paraje cuenta con luz eléctrica durante las 24 horas debido a la construcción de la línea de 13,2 kilovatios cuyos cables nacen en Los Menucos, localidad de la que Prahuaniyeu depende económica e institucionalmente. En junio de 2006, se instaló una repetidora de televisión que permite a los pobladores poder ver Canal 10 de Roca.

A excepción de algunas familias que todavía no tiene el servicio en sus domicilio y deben proveerse en canillas públicas, en la mayoría de las viviendas hay agua potable de red. Ante la falta de gas natural, los pobladores afrontan la crudeza del invierno que castiga con temperaturas de hasta 15 grados bajo cero y abundante nieve, con leña que el gobierno distribuye a través del Plan Calor o que recogen en los campos de la zona.


Comentarios


El paraje Prahuaniyeu celebra su cumpleaños