El parapente y la posibilidad de mirar Las Grutas como una gaviota

Los turistas tendrán una oportunidad única este fin de semana para observar la villa desde el aire, volando a más de trescientos metros de altura con los instructores de la escuela Aguilas del Sur. Ellos ofrecen ser parte de la experiencia, en la que se pueden fotografiar la playa y el mar desde una original perspectiva.



LAS GRUTAS (ASA).- Los turistas que elijan esta villa balnearia durante este fin de semana, podrán emular a las gaviotas que recorren las costas del golfo San Matías, volando a más de trescientos metros de altura en un moderno parapente biplaza a motor.

La alternativa se presenta desde hace unos días entre la Séptima Bajada y el Cañadón de la Paloma, desde donde los instructores de la escuela de parapentismo Aguilas del Sur, levantan vuelo prendidos a esa liviana vela con capacidad para dos personas y plena autonomía de despegue y aterrizaje.

Eduardo Priotti, a cargo de la actividad, llegó nuevamente a este balneario a ofrecer sus servicios a los visitantes.

Otros años, desde hace ya seis, lo hacía con un parapente biplaza sin motor con el que requería de un arenero y un malacate para cobrar altura, como si se remontara un barrilete, hasta que los tripulantes alcanzaban también varios centenares de metros y procedían a volar libremente.

El parapente con motor de entonces era monoplaza, lo que le permitía a Eduardo recorrer el cielo de la playa realizando promociones o tomando fotografías, pero no transportar pasajeros.

El vuelo de dos personas se realizaba otros años desde Las Piedras Coloradas y se aterrizaba en la Séptima sin sobrevolar la costa céntrica grutense.

En cambio, ahora los parapentistas profesionales y sus acompañantes turistas pueden darse el gusto de pasar por sobre la multitud de veraneantes en la playa y observar todo el paisaje de la villa turística y su mar.

El despegue sigue siendo suave, casi imperceptible, aunque ahora se produce sin ningún cabo que sujete a los viajeros a la superficie terrestre de partida.

Las vueltas del motor dos tiempos de 300 centímetros cúbicos aumentan, la vela se infla, los pies de los futuros émulos de gaviotas se despegan del piso y comienzan a cobrar altura hasta que los bañistas parecen puntos sobre la arena, los barcos de la rada exterior, antes apoyados sobre la línea del horizonte cambian su posición y simulan acercarse a la costa, mientras que las aves marinas acompañan el vuelo asombradas por la presencia de extraños en su medio.

Doce intensos minutos

El recorrido llega hasta más allá de la Primera Bajada.

Son unos doce minutos en los que el turista puede apreciar este balneario de manera diferente y tomar novedosas fotografías desde una perspectiva original.

A la vuelta, Eduardo apaga el motor y comienza el vuelo libre, sin más propulsión que la aerodinamia de la vela. Allí, el éxtasis del pasajero inexperto alcanza su grado sumo.

El aterrizaje es como el de una pluma.

Sin ningún tipo de movimiento brusco, el parapente se detiene y cae desinflado sobre la arena.

Los tripulantes hacen dos pasos y ya están otra vez en tierra firme, listos para salir corriendo a contar la experiencia a sus familiares y amigos que seguramente dudarán de que sea cierto. Pero lo es.

Reunión deportiva

LAS GRUTAS (ASA).- Este balneario continúa siendo sede de importantes reuniones durante los meses de verano. Desde ayer a las 18, por ejemplo, 32 directores de Deportes de diferentes municipios de la provincia compartieron las políticas del área en sus respectivas comunas y escucharon las propuestas ofrecidas desde la Subsecretaría a cargo de Alejandro Kunz, para implementar durante el corriente año.

Además, los funcionarios provinciales expusieron y realizaron junto con los municipales las adaptaciones necesarias a los reglamentos de los juegos rionegrinos, intercolegiales e interescolares del corriente año.

Las autoridades continuarán con las jornadas de trabajo durante todo el día de hoy, en el complejo Casablanca ubicado en la Tercera Bajada.

De esta forma, el balneario rionegrino sigue ofreciendo espacios para la realización de convenciones políticas, reuniones de funcionarios, simposios, congresos de profesionales y otras alternativas que se potencian especialmente en los meses en los que la afluencia de turistas desciende.

El fin de semana pasado, los funcionarios del Area de Deportes de la Provincia, junto a diputados nacionales, legisladores y otras autoridades desarrollaron el lanzamiento del proyecto “Río Negro, Capital del Deporte”.

También estuvieron presentes los jóvenes representantes rionegrinos que durante el año pasado obtuvieron el máximo galardón en los Juegos de la Araucanía realizados en la XI Región de Chile, con sede principal en la localidad de Coyhaique.

Febrero trajo calma

a Playas Doradas

PLAYAS DORADAS (Especial).- La segunda quincena de febrero trajo calma a las costas cercanas a Sierra Grande. Los turistas y residentes que colmaron Playas Doradas durante enero ya retornaron a sus actividades cotidianas.

Los turistas que ingresaron por estos días a Playas Doradas son quienes buscaron un lugar para descansar lejos de los ruidos y los problemas de la rutina diaria.

Los que en su gran mayoría optaron por esta zona son los matrimonios mayores sin hijos o parejas con niños pequeños, según indicaron a este medio varios prestadores de servicios del lugar.

Uno de los aspectos significativos de esta villa son las cosntrucciones de los complejos que aportan para una mejor integración con el entorno natural, con elementos naturales a la hora de la decoración.

Uno de los casos más ilustrativos es el de la pintoresca Hostería la Posada de la Luna.

Sus dueños, Omar Natali y su esposa Olga, decidieron construirla estratégicamente sobre un médano ubicado en la parte más alta de la punta Mapuche.

Por ello, se la divisa desde cualquier punto cercano a la villa.

Sus pisos están construidos con piedra laja del lugar y sus paredes lucen importantes ramos de flores y juncos secos recolectados en los médanos y montes de esta zona costera.

Sus grandes ventanas no dejan perderse ni un centímetro de las extensas playas.

Se puede ver desde la distante Punta Pozos hasta el muelle mineralero de Punta Colorada -a 5 y 8 kilómetros respectivamente-.

El color de la hostería es mostaza porque según explicaron sus dueños a “Río Negro”, ése es el color de los médanos y su vegetación en el atardecer.

El sitio es elegido cada vez más por turistas que generalmente llegan desde Tierra del Fuego, Chubut y Santa Cruz. Este año se sumó Neuquén con una importante cantidad de visitantes.

Costa atlántica: Continuará el cielo algo a parcialmente nublado con poco cambio de temperatura. La máxima estará en los 31 grados. El viento soplaráde direcciones variables, luego prevaleciendo del sector este.

Zona cordillerana: Se espera cielo parcialmentenublado. Poco cambio de temperaturas, con máximas entre 22 y 25 grados. El viento será leve de direcciones variables, estableciéndose luego del sector oeste.


Comentarios


El parapente y la posibilidad de mirar Las Grutas como una gaviota