El paro se hará sentir con fuerza en todo el país

Afectará transporte, servicios clave y habrá piquetes. CTA y la izquierda iniciaron ayer las protestas.



#

Los partidos de izquierda bloquearon los ingresos a Buenos Aires con un operativo cerrojo de piquetes.

PROTESTA DEL SINDICALISMO OPOSITOR

BUENOS AIRES.- El sindicalismo opositor, que conducen el jefe de la CGT disidente, Hugo Moyano, y su par de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, realizará hoy su segundo paro nacional en demanda de mejores salarios al gobierno nacional.

La protesta tendrá fuerte impacto en todo el país. Confirmaron su adhesión los sindicatos de la aviación, ferroviarios, choferes de camiones -lo que afectará el transporte de cargas, de caudales y la recolección de residuos, entre otros sectores-, empleados bancarios, de tribunales, portuarios y el gremio gastronómico.

La participación de sindicatos de maestros, de empleados públicos y de sanidad será parcial.

La huelga contará con la adhesión de la CTA opositora de Pablo Micheli y se prevé que se agravará con la realización de piquetes por parte de organizaciones de izquierda.

El jefe de la central obrera Azopardo reclamó a la Casa Rosada “empezar a tomar alguna medida de respuesta a los reclamos” sindicales, entre los que figura el pedido para modificar el Impuesto a las Ganancias, y criticó la “soberbia que despliega permanentemente” la presidenta Cristina Fernández.

El paro nacional tuvo como antesala la protesta por 36 horas que hoy inició la CTA de Micheli y que incluyó cortes de tránsito en distintos puntos del país para reclamar la “derogación del Impuesto a las Ganancias, un aumento de emergencia para los jubilados, además del 82 por ciento móvil para los pasivos y la derogación de la ley Antiterrorista”.

“La medida va a ser muy importante, creo que el paro será muy fuerte a pesar de la presión, el temor y miedo que intenta imponer el Gobierno a muchas organizaciones gremiales como la UTA, con promesas que seguramente no le van a cumplir”, apostó Moyano.

También se registraron bloqueos en otras ciudades del país en repudio a las políticas del gobierno de Cristina Fernández. En la región hubo cortes del tránsito en el puente que une Río Negro y Neuquén. (Ver pág. 16)

La CTA opositora, que lidera Pablo Micheli, encabezó ayer una movilización desde la Plaza de Mayo hasta el Congreso Nacional. “Seguiremos peleando. No nos vamos a quedar en casa, cruzados de brazos, llorando y renegando porque nos vuelven a aplicar el ajuste a los trabajadores. El Gobierno está en un tren de irresponsabilidad y de chicana, en vez de resolver el problema”, señaló Micheli durante la marcha por Avenida de Mayo, que arrancó a las 16.

A partir del mediodía, los piquetes de las organizaciones de izquierda impidieron el tránsito en los puentes Alsina, Saavedra, Pueyrredón, Puente 12, Autopista Riccheri y la Avenida General Paz, entre otros puntos que complicaron la circulación y el ingreso a la Ciudad, lo que también se replicó en las principales ciudades del interior del país con concentraciones en lugares estratégicos.

La jornada de protestas antecedió a la huelga general convocada por dos fracciones opositoras de la Confederación General del Trabajo (CGT), lideradas por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, y la CTA disidente, en el marco de un empeoramiento de la situación económica.

“Creemos que va a ser un paro que va a tener mucha adhesión porque hemos estado en contacto con distintos sectores y organizaciones gremiales, inclusive aquellas que no están dentro de nuestra CGT, y hay un deseo muy grande de adherir y de mostrar ante las autoridades que la gente está agotada, cansada y pidiendo respuesta a reclamos que no tienen respuesta desde hace mucho tiempo”, dijo Moyano.

Responsabilizó al gobierno por “todo hecho de violencia que se produzca” porque “los trabajadores no producimos hechos de violencia”.


Comentarios


El paro se hará sentir con fuerza en todo el país