El paro se hizo sentir por el alto acatamiento del transporte

La administración pública también se plegó con fuerza.



El paro nacional realizado ayer por las tres centrales sindicales contra las medidas de ajuste tuvo importantes niveles de acatamiento en el país porque se plegó con fuerza el transporte público.

Sin embargo, el gobierno anunció que no retrocederá en el recorte de gastos para llegar al déficit cero.

En la sexta huelga general lanzada desde que asumió De la Rúa en diciembre de 1999, tuvo una clara incidencia la falta de transporte en Capital y Gran Buenos Aires, ya que los colectivos, trenes y subterráneos funcionaron con diagramas de emergencia.

En el resto del país, las ciudades más importantes mostraban aspecto de día feriado.

Más allá de la adhesión que pudo generar o no la huelga contra el recorte salarial, el mal tiempo y el temor a incidentes callejeros, contribuyeron a reducir notablemente el movimiento habitual de personas. Además, salvo Capital y Buenos Aires, el sector docente está en receso invernal, al igual que la Justicia.

La medida de fuerza se sintió con fuerza en la administración pública y con distintos niveles de adhesión, en la industria ysecto servicios.

Las dos CGT y la CTA, señalaron que la adhesión de los trabajadores alcanzó el 90%. El gobierno, en cambio, no dio cifras del paro, según lo dijo la ministro de Trabajo Patricia Bullrich. "Nosotros vamos a dar cifras cuando la voluntad del trabajador sea absolutamente libre, cuando el trabajador decida democráticamente si quiere ir a un paro y tenga los medios necesarios para llegar a su lugar de trabajo", subrayó.

La jornada tuvo un sinnúmero de manifestaciones y cortes de rutas y calles.

Seis colectivos apedreados, dos vagones de una formación de tren incendiados y un taxista levemente herido por una bomba molotov fueron algunos de los incidentes que se produjeron durante el paro.

(DYN y Télam)


Comentarios


El paro se hizo sentir por el alto acatamiento del transporte