El patrón lo dejó sin nada

River llegó a Paraná con el objetivo de no perder de vista la cima del torneo, pero Patronato, que aún no había ganado en el torneo, lo venció por 2-1.



1
#

D’Alessandro simboliza la imagen de la decepción millonaria en Paraná. River, que comenzó ganando, no pudo mantener el buen ritmo que lució al comienzo del juego.

2
#

Ante un equipo que aún no había sumado de a tres en el torneo, después de haber comenzado ganando a los 6 minutos de juego, y con una sensación de superioridad propia de un equipo grande que buscaba la victoria para no perder de vista la cima. Aún así, River no pudo con Patronato, que dio el gran golpe de la fecha al vencerlo en Paraná por 2-1.

River dejó el invicto en la competencia doméstica, ante una multitud en el estadio de la capital entrerriana. El partido tuvo un comienzo a pedir del Millonario, dominando campo y pelota y metiendo al local contra su arco.

Apenas 4’ tardó River en traducir esa supremacía en situaciones de gol, con Driussi sacando un potente remate que exigió al portero local. En la siguiente, cuando el reloj llegaba a los 6, la segunda escalada visitante se transformó en el primer gol del partido, con el propio Driussi como protagonista, en una lucida jugada individual.

La conquista visitante obligó al Patrón a salir despedido a buscar el empate, dando como resultado un accionar intenso y de ida y vuelta, en el que la jerarquía de los hombres de Gallardo terminaba prevaleciendo ante un elenco local de mucho esfuerzo, pero de poca claridad para inquietar a Augusto Batalla.

Pero desde el comienzo del segundo tiempo, Patronato mostró una actitud muy diferente. Bien plantado en la mitad de la cancha, imponiéndose en los duelos individuales y presionando a River en la salida. Como resultado de ello Patronato, llegó a la igualdad con un cabezazo de Vargas.

El 1-1 volvió a meter a River en el partido, dando como resultado un duelo muy parejo y disputado en la mitad de la cancha, con ambos equipos buscando progresar, pero jugando lejos de los arcos.

Cuando el reloj marcaba 41, el local aprovechó una pelota pérdida en la mitad de la cancha, Telechea corrió más de 30 metros con la pelota y enfrentó a un Batalla que se convirtió en figura evitando la segunda caída de su arco.

Sobre tiempo cumplido, y cuando todo hacia suponer que la historia se cerraba, Lucas Márquez se mandó al ataque por sorpresa y aprovechó un buen centro de Comas para desviar la pelota y establecer el 2-1 definitivo.

En un final caliente y en el que pasó de todo, River se quedó sin invicto en el lugar menos pensado y ahora la cima ya no está tan cerca.

Adiós

invicto

los partidos que llevaba River sin perder en el semestre. Se lo quitó Patronato, que aún no había ganado en el torneo.

“El problema es nuestro, no del rival”

Podio Fútbol

Datos

“Me voy con mucha bronca... Lo perdimos nosotros, no supimos cómo hacer para sostener ese muy buen primer tiempo que habíamos hecho”, lamentó Marcelo Gallardo al final del encuentro.
El Muñeco explicó que, más allá de la falta de juego limpio por parte del local en la jugada del segundo gol, la responsabilidad es exclusivamente de River por no estar atentos.
“Son cosas que pasan ahí dentro de la cancha. Lo que no me parece es que no hubo fair play, esa honestidad que tiene que haber cuando pasa una cosa como esta. Pero bueno, cada uno con su conciencia. Ellos sacaron una ventaja a través de eso y nosotros dormimos. Y eso es un problema nuestro, no del árbitro ni del rival”, aclaró.
“En esa primera media hora hicimos un muy buen partido, no lo pudimos sostener. Empezamos a perder el control del partido, se hizo parejo, y en el segundo tiempo después del gol no fue lo mismo. Podríamos haber ampliado la superioridad que había en el juego. Hicimos un gol, tendríamos que haber sido más decisivos”, cerró.

Comentarios


El patrón lo dejó sin nada