El PBI caerá 0,6% en 2018 y se cumplirá la maldición de los años pares

La consultora Ecolatina vaticinó un mejoramiento de las condiciones para 2019, pero no está asegurado que el PBI vuelva a terreno positivo.



#

El impacto devaluatorio fue uno de los más fuertes y empezó a gestar otro pico inflacionario.

La conjugación de la sequía, la suba de tarifas y la crisis cambiaria, alejaron las perspectivas de crecimiento para 2018 y hará posible que se cumpla una vez más la maldición de los años pares, según un informe de la consultora Ecolatina.

El documento señaló además que el PBI también arrojará un retroceso en el segundo semestre del año, aunque este sería “más moderado” porque “el impacto de la sequía se diluirá en los próximos meses”.

“La combinación de varios shocks negativos juntos (sequía, ajuste de precios regulados, salto cambiario y política fiscal y monetaria duras) lleva a pensar que la caída de la actividad será incluso mayor a la de los últimos años pares. De hecho, pese al arrastre estadístico positivo que dejó 2017 (+1,3%) y el elevado crecimiento de la actividad económica durante el primer trimestre del año (+3,6%), prevemos una caída del PBI en 2018 en torno a 0,6% ”, señalaron desde la consultora Ecolatina.

Además, si bien los analistas consideraron que a medida que se consolide la tregua cambiaria las tasas de interés bajarán a niveles más acordes a la dinámica productiva, señalaron que se necesita tiempo para lograr que la confianza y las expectativas se recuperen.

“Además, la suba de tarifas de servicios públicos afectará el ingreso real de las familias en el segundo semestre; el Ejecutivo tratará de moderar los aumentos pero estos serán elevados por la fuerte suba de costos”, añadieron.

El año 2019 mostraría signos positivos en la economía, ya que una buena cosecha agrícola, el impacto positivo de la devaluación en algunas exportaciones y una baja paulatina de la inflación, se conjugarían en un contexto más benigno.

Así y todo, los economistas de Ecolatina sostienen que el crecimiento del año que viene no está garantizado: “La economía argentina depende de un clima benigno en el campo, de un contexto internacional (comercial y financiero) favorable, y de la fortaleza electoral del oficialismo en pos de acotar la formación de activos externos privadas típicas de los años de elecciones”.

Durante el primer trimestre del año la actividad economíca había crecido 3,6%. Pero a partir de abril las variables fueron en picada.

El dato

Datos

Durante el primer trimestre del año la actividad economíca había crecido 3,6%. Pero a partir de abril las variables fueron en picada.
+1,3%
de arrastre positivo dejó la economía de 2017 para este año. Pese a ello la tendencia del PBI será negativa.

Comentarios


El PBI caerá 0,6% en 2018 y se cumplirá la maldición de los años pares