El perímetro salió al rescate de San Antonio

Parker-Ginóbili, una pareja de lujo para dejar la serie 2-0.



#

El base francés fue el máximo anotador de los Spurs.

Tony Parker y Emanuel Ginóbili fueron incontrolables para Phoenix y lideraron a San Antonio a la segunda victoria en los cuartos de final de la Conferencia Oeste. Los texanos ganaron 102-96, ahora sin la necesidad de ir a un doble tiempo de prórroga o un mágico triple de Tim Duncan.

El francés anotó 32 puntos y Manu agregó 29 para los Spurs, quienes mantienen la ventaja como locales intacta y viajarán a Arizona para el tercer juego de la serie, que irá mañana.

“Entre Tony y Manu mantuvieron el partido y realizaron algunos tiros sobre sus jugadores más altos”, dijo Tim Duncan, quien colaboró con otro doble-doble fundamental: 18 puntos y 17 rebotes. “Fue un gran juego para ambos”, cerró el interno.

La planilla del escolta bahiense: 9-17 en dobles, 3-5 en triples, 8-9 en libres, más 3 rebotes y 3 asistencias, en 33 minutos. Su socio, Fabricio Oberto, terminó la noche con 4 puntos (2-2 en dobles) y 6 rebotes, en 20 minutos.

Claro que el pivote cumplió con un dato no estadístico de aquello, porque debió pelear con dos de los mejores pivotes de la NBA, Amare Stoudemire (goleador de los Suns con 33) y Shaquille O'Neal. El otro punto alto de Phoenix fue Steve Nash, quien anotó 23 unidades.

Distinta fue la suerte para Carlos Delfino, quien cumplió una buena labor, pero su equipo, Toronto (0-2), cayó contra Orlando, por 104 a 103.

El “Lancha”, metió 16

puntos (5-6 en dobles, 1-4 en triples y 3-4 en libres) en los 30 minutos, más 6 rebotes y 3 asistencias.

El goleador de los Raptors fue Chris Bosch con 29, seguido por Jason Kapono con 20, mientras que Dwigth Howard con 29 puntos (20 rebotes) fue el mejor en el vencedor.

La serie seguirá hoy en Toronto desde las 21.30 y el cuarto partido irá el sábado a las 17.

Anoche jugaban Detroit (0)-Philadelphia Sixers (1), Boston (1)-Atlanta Hawks (0) y Lakers (1)- Denver (0).


Comentarios


El perímetro salió al rescate de San Antonio