El periodista del "zapatazo" declaró y piden su libertad

Al Zaidi se presentó ante el juez por el incidente con Bush

BAGDAD (AFP/DPA) - El abogado del periodista iraquí que ayer lanzó sus zapatos al presidente estadounidense pedirá la puesta en libertad de su cliente, quien compareció ayer ante un juez por el incidente con George W. Bush, partidario de que las autoridades "no sean muy severas".

"Mañana (por hoy) presentaremos dos demandas: primero poder entrevistarse suficiente tiempo con Muntazer al Zaidi para ver su estado de salud, preparar su defensa y a continuación pedir su liberación provisional con la garantía de que se personará ante el juez cuando este último lo convoque", declaró Dhiya al-Saadi, el presidente del Sindicato de abogados iraquíes y defensor de Zaidi. "Pediremos su puesta en libertad porque es un trámite legal. La investigación casi ha terminado y no existe ningún peligro de que se escape", añadió.

El abogado precisó que no había visto a su cliente, quien lo designó como abogado defensor a través de un documento, y que había podido examinar el informe policial.

Por la mañana el periodista del canal de la televisión iraquí Al Bagdadia, de 29 años, compareció ante un juez de instrucción que consideró que "fue cooperativo", precisó a la AFP uno de los hermanos de Muntazer, Durgham. "Fui con mis dos hermanos, Maitham y Udai, a la ´zona verde´", sector ultraprotegido de Bagdad "donde tuvo lugar la audiencia", pero no pude ver a mi hermano detenido, precisó Durgham al Zaidi.

"El juez lo interrogó y luego nos dijo que nuestro hermano había cooperado", agregó Durgham, quien dice no tener noticias sobre su estado de salud. Según el Código Penal iraquí, el periodista se expone a ser condenado a hasta siete años de cárcel por "ofensa a un jefe de Estado extranjero". Al Zaidi enfrenta un juicio por lanzar el domingo sus zapatos a Bush durante una conferencia de prensa, al tiempo que gritó : "Éste es un beso de despedida del pueblo iraquí, perro".

En tanto, el presidente del Parlamento de Irak, Mahmoud al Mashhadani, presentó ayer su renuncia luego de que los legisladores iniciaran una discusión sobre el periodista que lanzó sus zapatos a Bush. "Los legisladores que pertenecen a la Alianza de Kurdistán abandonaron la reunión y fueron seguidos por el bloque de la Alianza Unida Iraquí", dijo Omar Abdel Sattar, miembro de la Alianza Unida Iraquí, a la que pertenece Al Mashhadani. "Esta escena irritó a Al Mashhadani, quien anunció su renuncia ", añadió

En tanto, de visita a Irak, el primer ministro británico Gordon Brown bromeó con los soldados pidiéndoles que se quitaran los zapatos para evitar que se convirtiera, al igual que Bush, en el "juego preferido" de los iraquíes. Por otro lado, en una facultad de Falluja, a unos 50 km de Bagdad, unos manifestantes lanzaron sus zapatos a unos Marines durante una acción de apoyo al periodista.


Comentarios


El periodista del «zapatazo» declaró y piden su libertad