El perjuicio llegaría al millón y medio de pesos

Los damnificados por la maniobra serían unos 300. Los sospechosos: un perito judicial y un abogado.



NEUQUÉN (AN).- La estafa de los pagaré, que la habrían llevado a cabo un perito de la Justicia neuquina y un abogado de Cutral Co, ascendería al millón y medio de pesos y serían más de 300 personas las afectadas entre titulares de créditos y garantes.

Dos mujeres que fueron víctimas de esta modalidad de defraudación relataron sus vivencias de las cuales se dilucida el “modus operandi” de estos sospechosos de los que la Justicia no brindó información alguna.

La historia salió a la luz hace 15 días cuando el Juzgado de Instrucción de Cutral Co liberó cuatro órdenes de allanamiento sobre el lujoso departamento de calle Avenida Argentina al 420 en el que reside un perito documentológico del Poder Judicial neuquino, quien se dedicaba a dar préstamos a empleados públicos antes de la crisis de 2002.

El reaseguro de cobro que tenía este documentólogo, eran pagarés que les hacía firmar al titular del préstamos y a sus garantes. Tras la salida de la convertibilidad, el perito habría realizado un negocio bastante sencillo y próspero que fue la venta de esos documentos a un abogado de Cutral Co, quien los ejecutó y embargó las cuentas de más de un centenar de personas. Muchas de ellas ya lo denunciaron.

“Es un crédito de 4.000 pesos o dólares que tomé en 1999. El perito me pidió cuatro garantes y yo presenté todos policías. Nos hizo firmar a cada uno un pagaré, en el que sólo llenamos el monto en pesos y letras y la firma. La fecha quedó en blanco”, recordó la mujer quien hoy trabaja en Cipolletti.

Los pagaré se hicieron por 5.600 dólares, que era el monto de usura que terminaba cobrando el perito prestamista. “Fui abonando las cuotas del crédito en la casa del hombre, pero cuando lo cancelé no se me ocurrió pedir los pagaré”, detalló la afectada.

Tras la supuesta venta de los documentos de pago, el abogado de Cutral Co les puso fecha entre el 2004 y el 2005 para poder ejecutarlos.

“Lo que descubrí es que a la hora de ejecutarlo le agregaron una dirección falsa que es Neuquén 1.320 Cutral Co para iniciar los juicios allá. De acuerdo a la pericia que hizo la Justicia, se habría comprobado que la letra de la dirección es del abogado que los ejecutó por lo que con eso se demostraría la estafa”, enfatizó la mujer quien está pagándole 600 y 800 pesos a dos de los policías que tienen embargados sus salario por ser garantes, mientras que a ella le retienen de su sueldo otros 600 pesos.

Las causas están siendo investigadas por el Juzgado de Instrucción y Penal del Niño y del Adolescente Nº 1 de Cutral Co, a cargo de Beatriz Martínez, quien en un comunicado que “a fin de no entorpecer y poner en riesgo la investigación, no se brindará información por el momento”.


Comentarios


El perjuicio llegaría al millón y medio de pesos