El permiso al Citi fue pactado con “buitres”



NUEVA YORK (AFP).- La autorización del juez federal estadounidense Thomas Griesa al Citibank a pagar intereses de bonos reestructurados de la deuda argentina formó parte de un acuerdo con los fondos buitre, veedores del plan del banco que incluye su retirada de ese negocio. La decisión de Griesa, que lleva firma del viernes y fue hecha pública el lunes tras negociaciones privadas entre las partes sin audiencia de por medio, permite al banco efectuar los dos pagos hasta septiembre próximo de esos bonos canjeados en 2005 y 2010 pero su “letra fina” podría bloquear de todos modos las transferencias en otra instancia. “NML y otros acreedores alcanzaron un acuerdo con Citibank, por el cual Citibank aceptó no apelar la decisión del juez sobre la orden de pari passu que cubre todos los bonos reestructurados de Argentina. El juez Griesa aprobó este acuerdo”, indicó uno de los fondos especulativos en un comunicado, dejando en claro su papel de veedor de la autorización del juez. Segun explicó en Twitter el periodista especializado en economía Esteban Rafele, NML deja al Citi pagar, “pero no al resto de las entidades que participan del proceso y tienen prohibido ayudar a Argentina”: entre ellas Euroclear y Clearstream, agencias de clearing con cuentas en el Citi. Por lo que “buena parte de los us$3,7 millones a pagar quedarán trabados en Euroclear y Clearstream”.


Comentarios


El permiso al Citi fue pactado con “buitres”