El peronismo volvió a celebrar dividido

Kirchneristas en Plaza de Mayo y sin oradores; el resto dispersados.



BUENOS AIRES.- El peronismo volvió a celebrar dividido un nuevo aniversario por el Día de la Lealtad, sin la presencia de la mandataria Cristina Fernández, con distintos actos que se mezclaron con las consignas del último tramo de la campaña electoral.

Mientras el kirchnerismo realizó una movilización a la Plaza de Mayo, el gobernador bonaerense Daniel Scioli y el primer candidato a diputado nacional kirchnerista Martín Insaurralde eligieron organizar un evento propio en el Teatro Roma de Avellaneda. (Ver pág. 2)

Por el sindicalismo opositor, Hugo Moyano encabezó un acto en la CGT Azopardo; Sergio Massa estuvo en Almirante Brown, junto al intendente y segundo candidato de la lista del Frente Renovador Darío Giustozzi, y Francisco De Narváez se mantuvo al margen de los festejos de todos los sectores del peronismo.

Al cumplirse 68 años de la histórica movilización a la Plaza de Mayo para pedir la liberación de Juan Domingo Perón, agrupaciones kirchneristas como La Cámpora, Movimiento Evita y Kolina organizaron una movilización, aunque sin oradores ni escenario. Solo la transmisión de audios del General Perón, Eva Perón y Néstor y Cristina Kirchner. (Ver recuadro)

La ausencia de la presidenta, en reposo tras la intervención quirúrgica que se le realizó la semana pasada, obligó a cambiar los planes ya que estaba previsto realizar un acto en la fábrica Siam de Avellaneda para recordar la emblemática fecha.

En ese contexto, la movilización se realizó como una demostración de fuerza del kirchnerismo y con una clara decisión de no darle protagonismo a ninguna otra figura del gobierno nacional.

Moyano, por su parte, encabezó una celebración frente a la sede la calle Azopardo, en la que anunció su decisión de “hablar con todos los sectores políticos y sociales, piensen como piensen” después de las elecciones legislativas, con el fin de “lograr una comunidad organizada”.

En su mensaje, el camionero también cuestionó al Poder Ejecutivo por el reparto de subsidios, al señalar que “me hace recordar a las damas de la beneficencia a las que Eva Perón echó de la Casa Rosada”.

“A los trabajadores hay que darles trabajo digno con salarios dignos y viviendas dignas si se quieren seguir llamando peronistas en este gobierno”, enfatizó Moyano.

(DyN y ABA)

El justicialismo recordó ayer la histórica movilización de 1945 para exigir la libertad de su líder Juan Perón


Comentarios


El peronismo volvió a celebrar dividido