El 'Pincha' se recuperó

Luego de la derrota en el 'Bosque', con su eterno rival, venció a San Lorenzo por 2 a 0 con buen fútbol.



#

Foto Baires.

Estudiantes de La Plata,  con pasajes de buen juego, expuso las carencias de San Lorenzo y  lo venció claramente 2 a 0, en la cancha de Quilmes, por la  tercera fecha del torneo Clausura de fútbol.  

Los goles del delantero Mauro Boselli y el capitán, Juan  Sebastián Verón, a los 2 y 44 minutos del primer tiempo,  definieron prematuramente el partido.  

Así, el equipo de Alejandro Sabella se recuperó de la derrota  en el clásico platense con Gimnasia, sumó seis unidades y retomó  la pelea por el campeonato.  

Los dirigidos por Diego Simeone, en cambio, sufrieron la  segunda derrota consecutiva y terminaron el partido con 10  jugadores por la expulsión del zaguero Gastón Aguirre, a los 27  minutos del segundo tiempo.    

Estudiantes estableció una notoria superioridad en el juego  durante el primer tiempo y el 2-0 parcial resultó exiguo en virtud  de la diferencia de rendimientos individuales y colectivos.  

Dos minutos le llevó al campeón de América quebrar a un rival  desanimado, pues Sosa superó sin obstáculo la frágil marca de  Jonathan Bottinelli y Aureliano Torres en su primera escalada por  derecha y le cedió el gol a Boselli.  

A partir de ese momento, Estudiantes manejó el partido a  voluntad, tuvo el control de la pelota, administró los tiempos del  juego y dobló a su rival en todos los sectores de la cancha.  

San Lorenzo decepcionó con una actuación pobrísima para un  equipo con aspiraciones de pelear la corona. Mostró desacoples  colectivos en la marca, no tuvo presión para recuperar la pelota y  estuvo muy lejos de, al menos, elaborar una jugada.  

El solitario Fabián Bordagaray, incomunicado con los volantes,  recién ensayó el primer tiro al arco de Agustín Orión a los 34  minutos, después en maniobra personal.  

El local, en cambio, amenazó en cada incursión ofensiva.  Boselli, incontenible para la última línea "azulgrana", remató  cerca del palo derecho a los 12 y Verón forzó una gran tapada de  Pablo Migliore en un tiro libre a los 23 minutos.  

Diego Simeone, incrédulo por el funcionamiento de San Lorenzo,  ordenó el ingreso del delantero uruguayo Emiliano Alfaro en lugar  de Sebastián Rusculleda, de nulo aporte por el carril izquierdo.  

La esperanza de reacción duró muy poco porque Verón, un minuto  antes del descanso, aprovechó las ventajas por ese sector, eliminó  a Bottinelli y marcó el segundo con un derechazo seco y a media  altura.  

El disgusto de Simeone por el rendimiento del equipo en el  costado izquierdo quedó en evidencia cuando cambió a Aureliano  Torres por Nelson Benítez en el comienzo de la parte final.  

Con la variante, sumada al desplazamiento de Cristian  González, San Lorenzo recuperó un poco de consistencia pero  también porque Estudiantes no atacó con la misma intensidad del  primer tiempo.  

El local, con la cabeza también puesta en el debut por Copa  Libertadores del jueves próximo, cedió un poco de protagonismo  pero sin poner en riesgo el arco de Orión.  

La visita, sin convicción en la posibilidad del empate, avanzó  como un mero formalismo y no alcanzó recomponer la deteriorada  imagen de toda la jornada.  

En efecto, el partido perdió emoción y se consumió entre un  equipo conforme con la diferencia establecida y otro resignado por  su impotencia.

Télam. 


Comentarios


El 'Pincha' se recuperó