El «Pipa» Estévez tuvo su tarde feliz en La Plata

Roberto Abbondanzieri (7): Tapó un par de pelotas difíciles, transmitió seguridad y se lo vio muy seguro de arriba.

Hugo Ibarra (6): pasó bien al ataque, con el panorama y la claridad acostumbrados. Pero en defensa descuidó su espalda.

Nicolás Burdisso (5): presionó bien a Roberto Sosa, pero tuvo dificultades en el juego aéreo.

Diego Crosa (5): también le costó bastante cuando la pelota llegó por aire. Intentó disimular esa falencia con su oficio y capacidad para resolver sobre la marcha.

Clemente Rodríguez (5): fue salida importante por izquierda, aunque tuvo dificultades en la marca, especialmente a la hora de anticipar a los jugadores rivales.

Sebastián Battaglia (6): buen segundo tiempo. Se metió más en el partido. Fue eficaz en la recuperación y tuvo prolijidad con la pelota en los pies. Fortaleció el control del juego en la zona central.

Matías Silvestre (5): esta vez jugó en su puesto natural de volante central y cumplió, pero no llegó a destacarse. Una tarea con intermitencias.

Diego Cagna (8): el encargado de manejar los hilos de su equipo. Distribuyó bien el juego y aportó toda su experiencia en el mediocampo.

Ezequiel González: no se lo califica porque jugó solo 12″ por una lesión.

Raúl Estévez (9): el mejor de la cancha. De a ratos fue imparable. Desniveló permanentemente con su habilidad y sus desbordes. Le hicieron el penal que derivó en el primer gol tras una buena maniobra individual y generó muchas jugadas de peligro que Boca no supo aprovechar.

Carlos Tevez (5): anotó el segundo gol con una muy buena definición, pero dilapidó muchas chances propicias.

Olave salvó al «Lobo» de un papelón

Juan Carlos Olave (7): Muy firme y muy seguro. No tuvo nada que ver en los goles (foto).

Martín Pautasso (5): Se proyectó bien y puso mucho empeño. Le faltó un poco de desborde y precisión en los centros.

Jorge San Esteban (5): Fue lo más sólido defensivamente, pero los suyo se complicó por la presión permanente de Boca.

Marcelo Goux (4 ): Lento, tuvo muchas complicaciones por su sector. No lo socorrió a su marcador de punta como correspondía y complicó por sus desprolijidades.

Lucas Licht (2): resultó una autopista para que ingresara todo Boca. Lo desbordaron permanentemente Ibarra, Estévez y todo quien pasara por su sector. Casi penoso.

Andrés Madrid (5): Fue criterioso en el manejo de la pelota, pero no tuvo peso colectivo.

Esteban González (6): Fue el más parejito, el que más corrió, el que más empujó al equipo, pero no encontró compañia.

Cristian Leiva (5): Tuvo algún relieve en la recuperación de la pelota, pero fue impreciso y desprolijo para manejarla.

Germán Castillo (3): Empeñoso, pero sumamente desordenado. Erró tres jugadas muy claras que no supo definir, con el agravante de haber cometido un tonto penal que dio a Boca el primer gol.

Lucas Lobos (3): intrascendente, no encontró el lugar ni la pelota para desempeñarse como armador.

Roberto Sosa (4): Es cierto que estuvo muy solo arriba, pero las pocas situaciones que tuvo las desperdició y no aportó nada en recuperación de pelota desde la salida de Boca.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios