El PJ neuquino ratificó su rechazo al plan de ajuste 

Deliberan hoy las fuerzas internas del partido. Piden elecciones abiertas



NEUQUEN (AN).- El peronismo neuquino reunió ayer a sus principales dirigentes del oficialismo partidario y ratificó que no aprobará en la Legislatura el proyecto de ley enviado por el gobierno de Jorge Sobisch para declarar la emergencia económica en la provincia.

Con la presencia de los "romeristas" y sus aliados, pero con la ausencia de los sectores opositores dentro del partido, el justicialismo discutió estrategias frente al ajuste durante una reunión que se realizó ayer en la sede del gremio de los empleados judiciales (Sejun).

En ese mismo escenario se realizará a partir de las 10 un congreso partidario, pero hoy sí se harán presentes los sectores internos que confrontan con los Romero, los que responden al ex diputado nacional Oscar Parrilli y al senador nacional Daniel Baum.

La oposición que lidera Parrilli presentará un proyecto de reforma de la Carta Orgánica partidaria para lograr internas abiertas en el justicialismo de esta provincia.

El congreso tiene 54 integrantes y la de reunión de hoy será una medición de fuerzas. La lucha está planteada entre los "romeristas" que quieren retener el poder y los "parrillistas" y otros aliados que quieren recuperar el control en el partido.

Este sector del justicialismo ayer difundió además un documento en el que señalan que cada vez que cambia un gobierno en esta provincia hay "tendencia" a declarar la emergencia económica.

Los peronistas que responden a Norma Miralles y su hijo Gabriel Romero aprovecharon la reunión de ayer como preparatoria del congreso convocado para hoy. Hablaron del ajuste pero también de política interna.

En la reunión de Sejun de ayer, el peronismo neuquino discutió propuestas para acercarse al gobierno. En tal sentido hablaron de impulsar una mesa de concertación social en la que todos los partidos políticos estén presentes.

"Hay que discutir en serio todas estas cosas", dijo Romero en la reunión. El diputado aludía al paquete de leyes que las autoridades provinciales necesitan tener en la mano para avanzar con el plan de ajuste, a la situación del Banco de la Provincia de Neuquén, a la educación y a la "falta de asistencia que sufren las municipalidades", añadió Romero.

Romero, Miralles, Aldo Duzdevich, Iris Laurín y Carlos Asad fueron quienes presidieron el congreso sentados frente a concejales e intendentes del interior de la provincia.

La emergencia económica fue el tema principal de la reunión, pero algunos peronistas llamaron al proyecto del gobierno "emergencia de ideas".

Frente al reclamo de intendentes del interior que se quejaron por la falta de ayuda del gobierno, Romero denunció que "Sobisch va a mandar ayuda si el bloque de diputados vota la ley", pero advirtió que a los justicialistas "no nos va a extorsionar".

En Sejun se juntaron unos 60 dirigentes y militantes del partido. Muchos de los presentes ocupan cargos políticos.

Estuvieron deliberando unas tres horas en la sede gremial para tratar de acordar una estrategia similar en toda la provincia. 


Comentarios


El PJ neuquino ratificó su rechazo al plan de ajuste