El PJ prometió dar apoyo a las medidas de Cavallo

Los gobernadores peronistas le transmitieron ayer al ministro de Economía, Domingo Cavallo, que apoyarán las leyes que permitan sacar a la Argentina del estancamiento, aunque le aclararon que resistirán las medidas que perjudiquen a las provincias y a los trabajadores estatales.

Los mandatarios hicieron conocer su posición en el primer encuentro oficial que mantuvieron con Cavallo en la Casa de Salta, en Capital, donde el ministro expuso los principales lineamientos del plan que desea ejecutar a partir de su incorporación al gobierno de Fernando de la Rúa.

Cavallo les pidió a los gobernadores que le brinden apoyo a las medidas que pretende poner en práctica a la brevedad al reconocer que Argentina "está al borde de una situación de falta de liquidez muy fuerte".

Los interlocutores de Cavallo pusieron de manifiesto que si las iniciativas que piensa ejecutar "apuntan a una reducción de impuestos" para permitir una pronta reactivación de la economía "seguramente el PJ en el Parlamento las aprobará lo antes posible".

Al cabo del encuentro justificaron esa decisión al señalar que de concretarse, tales medidas "estarán en línea con lo que venimos reclamando al gobierno central desde hace tiempo".

Los gobernadores demostraron ante Cavallo que tienen una posición monolítica destinada a la búsqueda de medidas que mejoren la situación socioeconómica pero totalmente adversa a la aplicación de cualquier otra que pueda agravar el panorama reinante.

El ministro, acompañado por el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, escuchó la posición de los gobernadores en el cónclave que protagonizaron con diez de ellos, entre los que estaban el bonaerense Carlos Ruckauf, el cordobés José Manuel De la Sota y el santacruceño Néstor Kirchner, quienes suelen llevar la voz cantante del grupo. Tanto Cavallo como Colombo calificaron al cónclave como "positivo".

Al comentar los alcances de la reunión, Kirchner dijo que Cavallo les aseguró que la "convertibilidad se mantendrá plenamente", descartando de esta forma versiones que circularon en los últimos días sobre una posible devaluación del peso.

El santacruceño reconoció que algunas de las propuestas del ministro fueron recibidas con beneplácito, como por ejemplo las referidas a reducción de algunos impuestos, pero en cambio otras "que se refieren a la situación de los entes públicos y a la situación laboral de los estatales, causa preocupación" y por lo tanto deben "analizarlas muy bien". (DyN e Infosic)

No fue un cheque en blanco

La fuerte presión ejercida por Domingo Cavallo y los temores por un posible colapso económico terminaron de convencer al PJ de la necesidad de conceder poderes especiales al gobierno para tratar de poner en marcha un plan que permita salir al país de la crisis.

No fue un cheque en blanco lo que le otorgaron al ministro. Más bien se trató de un respaldo limitado a que no se comprometa a ningún ajuste las partidas ya comprometidas a sus provincias.

El apoyo peronista llegó antes de cualquier movimiento de parte de las fuerzas políticas que conforman la Alianza. Si bien gobernadores, legisladores y dirigentes del principal partido de oposición aguardaban una definición del oficialismo antes de mover sus fichas, finalmente terminaron cediendo y mostraron primero sus cartas.

"Algunas facultades le delegaremos"

El jefe del bloque de senadores justicialista, José Luis Gioja, afirmó ayer que la bancada que preside está dispuesta a delegar algunas de las facultades legislativas solicitadas por el ministro de Economía, Domingo Cavallo, aunque aclaró que lo harían con límites.

"Algunas facultades podemos delegar, pero no para echar empleados, bajar salarios o privatizar el Banco Nación", expresó.

La posición del bloque mayoritario quedó definido después de escuchar la conferencia de prensa de Cavallo y de recibir explicaciones del vicejefe de Gabinete, Armando Caro Figueroa, quien se reunió con ellos durante la tarde.

Según expresaron fuentes del PJ, "Caro Figueroa pidió una señal de acompañamiento", reclamo que tuvo una recepción positiva y un condicionamiento: la garantía de que no se modificarán aspectos vitales en el marco de la reforma del Estado.

Previamente, el funcionario había tranquilizado los ánimos cuando relativizó el borrador del plan económico de Cavallo, en el cual se planteaba un concesión de facultades amplias, que había logrado intranquilizar profundamente al bloque justicialista. Después de la aclaración de Caro Figueroa, y de la conferencia de prensa de Cavallo, los senadores fijaron su postura: no habrá rechazo a la cesión de facultades extraordinarias, pero después de un análisis exhaustivo del proyecto de ley, que ingresará al Congreso hoy.

Los senadores justicialistas quieren además que "el oficialismo reúna primero en Diputados los votos necesarios, para después tratarlo nosotros acá". (DyN)

El ministro se reunió con Moyano

Domingo Cavallo fracasó ayer en su intento por lograr que la CGT Disidente de Hugo Moyano acepte una "tregua" y levante las medidas de fuerza contra el gobierno de Fernando de la Rúa, especialmente el paro del 4 y 5 de abril.

Como parte de su ronda de consultas con la oposición, Cavallo recibió a los rebeldes en su despacho del quinto piso del Palacio de Hacienda.

Fuentes sindicales confiaron que Cavallo les pidió, concretamente, que "saquen el pie del acelerador", y que en el encuentro también habrían participado dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Sin embargo, Moyano en conferencia de prensa señaló que "vamos a seguir adelante con nuestro plan de lucha. No considero que se modifique en lo absoluto".

Explicó que "él nos pidió una tregua, concretamente, pero nosotros le dijimos que era necesario en forma inmediata el pago de un subsidio a todos los jefes o jefas de familia desocupados".

Según Moyano, Cavallo "dijo que eso no estaba en la primera instancia y agregó que lo iban a tomar por loco y demagogo y que por el momento no era posible".

Moyano concurrió a Economía acompañado del colectivero Juan Palacios, Saúl Ubaldini, Julio Piumato y Gerónimo Venegas.

El martes, Cavallo se había reunido con la cúpula de la CGT oficial de Rodolfo Daer a la que convenció de que no se sumara al paro de ayer realizado por los rebeldes y la CTA. La medida tuvo fuerza en todo el país gracias al respaldo del transporte y el sector educativo.


Comentarios


El PJ prometió dar apoyo a las medidas de Cavallo