El PJ quiere ser eje de un frente político-social

Hay contactos con el Frente Grande, el Movimiento de Unidad Popular, la CTA y la CGT, y no se descartan los radicales

NEUQUEN (AN).- El justicialismo neuquino puso en marcha los motores para construir un frente con distintos sectores políticos y gremiales que le dispute al sobischismo la virtual hegemonía, que ostenta en la provincia, según reveló ayer el diputado nacional, a cargo de la presidencia del peronismo neuquino, Gabriel "Tom" Romero.

"La prioridad es elaborar un proyecto que nos contenga a todos", remarcó. Y descartó que en ese frente haya lugar para los representantes locales del ex presidente Carlos Menem. "El menemismo no es oposición en Neuquén -advirtió- porque el menemismo es (Jorge) Sobisch".

Dijo que continuarán en los próximos días con la ronda de consultas para conocer la posición de los distintos sectores.

La idea es avanzar en la elaboración de instrumentos claros y concretos para llevarlo a la práctica. "La intención es determinar cómo quieren y con quieren construir el frente", planteó.

De todos modos, aseguró que en el peronismo existe "amplia voluntad de confluir en esa alternativa frentista" para enfrentar al modelo sobischista.

El segundo paso, agregó, será elaborar el programa y luego definir las candidaturas, porque el frente se tiene que oficializar a más tardar a mediados de diciembre, para encarar con todo el trabajo sobre el terreno a partir de los primeros días de 2003.

Fuentes del justicialismo confirmaron ayer reuniones con sectores del Frente Grande, del Movimiento de Unidad Popular, la CGT -que dirige el mercantil Sergio Rodríguez- y la CTA, para consensuar la iniciativa frentista. Incluso, revelaron, no se descartan entrevistas con los principales referentes del radicalismo neuquino.

Dijeron que se trabaja en la búsqueda de una figura dentro del peronismo que no genere resistencia en sectores gremiales y políticos para encabezar la fórmula para enfrentar a la dupla Sobisch-Jorge Sapag que van por la reelección.

Ayer, el referente de la línea interna "Peronismo para la Victoria", Oscar Parrilli, indicó que "en el justicialismo siempre hemos planteado la necesidad de ser un eje convocante como alternativa de gobierno".

Sin embargo, Parrilli advirtió que "hay que ser prudentes porque primero hay que acordar políticas de Estado para no repetir experiencias de dirigentes que se agruparon en contra de alguien" en alusión a la Alianza.

Parrilli dijo que se reunirá hoy con el intendente de Zapala, Raúl Podestá, para evaluar ese alternativa y además ultimar los detalles de la visita que el precandidato a la Presidencia por el justicialismo Néstor Kirchner desarrollará en esa localidad del centro de la provincia el próximo 2 de diciembre próximo.

Romero cuestionó el adelantamiento de las elecciones de la provincia, sostuvo que "todo está en duda. Y más allá de los anuncios extraoficiales -porque el decreto aún no fue firmado- entendemos que se tiene que modificar la ley electoral de la provincia".

"No entiendo porqué (Sobisch) adelanta las elecciones si hace tres meses dijo que Neuquén era un provincia ordenada y distinta a la realidad del país -enfatizó el diputado justicialista-. ¿Qué pasó ahora? ¿Se le desordenó o se le terminó la plata?".

Para Romero se trata de un "globo para tapar todo lo que tiene que ver con la corrupción estructural del gobierno, porque "zapallitos" hay en todos lados".


Comentarios


El PJ quiere ser eje de un frente político-social