El plan de desarrollo estratégico

Loteos, obra pública y educación son los pilares del crecimiento de la ciudad.



1
#

<span style="text-transform:uppercase">a buen ritmo</span>

2
#

la Visión oficial

El crecimiento de la ciudad de 35.500 habitantes se visualiza en la demanda de terrenos. La municipalidad intenta dar respuestas con loteos sociales. Derecha, el intendente Rioseco.

El intendente Ramón Rioseco está a punto de concluir su primer mandato. Y se prepara para transitar un segundo período de cuatro años al frente del sillón municipal. Conforme con lo actuado hasta el momento, evaluó que se cumplieron los objetivos trazados en un “90 por ciento” y detalla la fuerte impronta en la obra pública, con más de 300 cuadras de pavimento, la construcción de 200 viviendas y el valor que se le dio a todo el espacio público.

El jefe comunal hizo un balance de estos cuatro años –terminará en diciembre y allí empezará el segundo mandato- y consideró que “estamos planteando un nuevo desarrollo estratégico en la ciudad que nunca antes se había hecho como el polo tecnológico, además de dar un apoyo a los emprendimientos para darle valor a los productos en origen”.

Agregó que “creo que en ese sentido cumplimos y hay que seguir trabajando, en educación, nosotros tenemos mucho compromiso con las carreras universitarias para que se asienten en la zona”.

En cuanto a la obra pública, Rioseco comentó que continuarán con la construcción de casas, de pavimento y “poniendo en valor el espacio público”. Esto incluye la creación de plazas y el reacondicionamiento de las ya existentes. “Vamos a seguir entregando terrenos, que es una problemática que cuando asumimos era grave. Entregamos 3.000 terrenos con sus respectivos servicios y seguiremos en esa planificación de nuevos barrios, y para que los vecinos puedan construir sus propias casas. Y la demanda no para”, acotó.

confianza

A su entender, esta continua solicitud de terrenos, no responde únicamente al “estallido social”, en alusión a las tomas que se produjeron hace cuatro años, sino también al “crecimiento demográfico natural de las nuevas familias, de los jóvenes que tienen empleo y pueden hacer sus viviendas. Eso es muy positivo porque van creyendo en la ciudad, generan confianza: el que hace una casa es porque cree en la ciudad, invierte en ella. Y eso es muy bueno”.

Finalmente, destacó que “no se puede parar con los loteos. Tenemos una política de Estado con la tierra y es así porque le entregamos el lote con la mensura, cloaca, agua y gas porque nos parece que es la clave de la dignidad”.

En este sentido, remarcó que siempre “exigimos a la gente que nos pague el lote, pero le damos los servicios. La gente está conforme y nos permitirá seguir avanzando en ese sentido”.


Comentarios


El plan de desarrollo estratégico