El plan: levantar sanciones a Irak

BERLIN, Alemania.- El canciller alemán, Gerhard Schröder, expresó ayer al secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, su voluntad de que se levanten pronto las sanciones contra Irak y se encuentre una solución para el futuro del país, en un intento de acercamiento hacia Washington después de meses de disputas. "Somos de la opinión de que las sanciones que se impusieron en su día, después de lo ocurrido ahora no tienen sentido y deben ser levantadas lo más rápidamente posible", dijo Schröder tras reunirse con Powell en Berlín, en la primera visita de un miembro del gobierno estadounidense a Alemania desde la guerra de Irak.

El jefe de gobierno alemán, quien ante el descontento de Washington defendió férreamente su oposición a la guerra, se mostró además dispuesto a examinar la ampliación del mandato fuera de Kabul de la fuerza de paz ISAF de Afganistán, actualmente bajo mando germano-holandés.

Otro tema al que Berlín se mostraba reticente, al igual que al levantamiento de las sanciones. Pese a la voluntad de acercamiento mostrada por Schröder, quien abrevió su gira por Asia para poder encontrarse con Powell, ambos políticos se mostraron desde su lado más frío al término de la reunión de poco más de media hora.

Powell se entrevistó luego con el ministro de relaciones Exterior, Joschka Fischer. "Joschka y yo siempre nos hablamos al corazón y a la mente del otro", dijo Powell. Tras la reunión con el ministro, Powell restó importancia a las disputas mantenidas en los últimos meses entre Washington y Berlín con respecto a Irak. "Entre amigos no es poco común que haya diferencias de opinión", dijo. (Reuters/DPA)


Comentarios


El plan: levantar sanciones a Irak