El polémico fiscal que reemplaza a Nisman

Gils Carbó pone en la causa AMIA al fiscal que el propio Nisman propuso como subrogante. Es hasta fin de mes.

LA MUERTE DE NISMAN

El fiscal que tendría que asumir la investigación de la causa, por orden natural, sería Guillermo Marijuan, el mismo que fue desplazado de la Unidad de Investigaciones de la Seguridad Social por la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó. Pero esta última acaba de designar a cargo de la Unidad Fiscal AMIA a Alberto Gentili quien actuaba ante la Cámara Criminal de San Martín, por lo cual quedará al menos interinamente a cargo de la investigación al menos hasta el 31 de enero. El propio Nisman había comparado hace unos días su situación con la de Marijuán. “En cualquier momento la Procuradora General puede excluirme, estoy a tiro de decreto”, había afirmado el fallecido fiscal. En alguna oportunidad Gentili firmó despachos relacionados con la causa por el atentado a la mutual judía ante circunstanciales ausencias de Nisman. Gentili es un polémico funcionario judicial que desde el mismo Gobierno fue denunciado por tener relación con un abogado defensor de narcotraficantes, entre otras polémicas. Gentili, antes de ser fiscal, fue denunciado por haber participado de fiestas que se llevaban a cabo en la casa de Julio Virgolini, abogado de varios narcotraficantes. La denuncia fue publicada Página 12 en 2006. Además, según un cable de TN, hubo también contra Gentili acusaciones que fueron reconocidas por la Cámara Federal de Lomas de Zamora, que calificó de mala actividad jurisdiccional, advierten que el entonces titular de la UFIDRO (unidad especializada en narcotráfico) solo efectuó denuncias por tenencia de estupefacientes para consumo personal, que el sindicato de empleados de la justicia lo acusó por hostigamiento e impulsó una denuncia contra un ciudadano boliviano que estuvo detenido un año y medio por tenencia de hojas de coca”. También fue denunciado por avalar desde la UFIDRO la realización por parte de fiscalías provinciales de tareas de inteligencia sobre Pérez Esquivel o Hebe Bonafini. “Oportunamente, el fiscal general Alberto Nisman había propuesto a su colega como su reemplazo durante la feria de enero de 2015 para garantizar el normal funcionamiento de la dependencia, tal como habitualmente lo hacía”, consignó en un comunicado el ministerio público. Gentilli se desempeña como fiscal general ante los Tribunales Orales en lo Criminal del partido bonaerense de San Martín. “Dadas las circunstancias que son de público conocimiento, resulta necesario tener por designado un magistrado para ejercer funciones a cargo de la Unidad Fiscal” AMIA, sostuvo la nota de la Procuración.


Comentarios


El polémico fiscal que reemplaza a Nisman