El potencial petrolero de Neuquén proyecta un costo de vida más caro




NEUQUÉN (AN).- Para los economistas y para el sector inmobiliario hay algunas cosas en claro: los recientes anuncios del gobierno provincial y las empresas productoras de hidrocarburos consolidarán una matriz económica que presionará, de forma directa, o por la redistribución de recursos del Estado, a los precios de los principales rubros comerciales, con los alquileres de forma saliente.

Frente a esto, sostienen, no hay muchas recetas. Por eso plantean que “necesariamente” debe surgir una diversificación productiva mayor, que evite una situación benéfica sólo para actores claramente identificados: por un lado las empresas petroleras y las de servicios vinculadas a la extracción, y por el otro sus trabajadores con los altos ingresos que perciben.

“Río Negro” consultó a economistas, referentes del sector inmobiliario, y al gobierno, para trazar un panorama sobre cómo podrían impactar los anuncios de más petróleo y gas, en el costo de vida del resto de la población.

Como aspecto más visible, surge claramente identificable la problemática del valor de los alquileres. La Cámara Inmobiliaria de Neuquén, considera que “necesariamente”, la llegada de más trabajadores a la provincia apuntalará el esquema actual de presión sobre los precios (ver aparte), con algunos de los valores más altos del país.

El dilema de los precios surge de dos grandes anuncios realizados en el último semestre. Por un lado, en diciembre pasado el gobierno nacional, el provincial e YPF anunciaron un descubrimiento de gas de arenas compactas, que extendería el horizonte de reservas por unos 50 años, en Loma de La Lata, al totalizar unos 4,5 TFC (trillones de pies cúbicos); a principios de mes, se sumó el del shale oil (petróleo de extracción no convencional), con unos 150 millones de barriles de reservas, también en el mismo sector de la provincia.

Pese a la “bendición” que esto podría suponer, los especialistas anticipan la necesidad de un plan que logre una consigna muy utilizada en discursos de campaña, a lo largo de la historia de la provincia: la de ampliar la matriz productiva hacia otros sectores por fuera del de la energía.

Para la economista Adriana Giuliani, investigadora en temas energéticos de la Universidad Nacional del Comahue (UNC), no se trata “de renegar de la preponderancia” de los hidrocarburos, sino más bien de buscar un equilibrio que “garantice” para otros actores una mayor equidad y resuelva aspectos que la producción de petróleo y gas no pudo solucionar. Piensa que si estos hallazgos pasan a la faz productiva, inevitablemente se trasladarán al resto de los precios (ver aparte).

Con los matices del caso, el economista Ernesto Bilder (UNC), también consideró que es “indispensable” un desarrollo productivo por fuera del petróleo y el gas. Sin embargo, sostuvo, “hay múltiples” factores que presionan los precios, y no sólo el de los asalariados petroleros. Consideró que el Estado, a través de los salarios públicos, también es un factor de presión de los valores comerciales (ver aparte).

El titular de Hidrocarburos, Héctor Mendiberri, luego de subrayar que Neuquén percibe cerca de 2.300 millones de pesos de los hidrocarburos, dijo que hay una diversificación en marcha. Entre ellos, Chihuido I, al que consideró importante como generador de energía y como herramienta de regulación de los ríos para el riego en el Alto Valle. (Ver aparte)

Archivo


Comentarios


El potencial petrolero de Neuquén proyecta un costo de vida más caro