El precio de la carne aumentó en un mes hasta 20% y prevén otro ajuste

Entre Viedma y Patagones se observan precios muy dispares.



1
#

2
#

El aumento de precios de la carne hace que algunos compren menos y otros cambien de menú.

César Izza

El precio de la carne vacuna tuvo en los últimos días aumentos que rondan al 20 por ciento, que ubicaron a los cortes más económicos en los 30 pesos, mientras que el lomo ya roza los 70 pesos por kilo. Los empresarios del sector reconocen que el ajuste de precios seguirá y atribuyen la escalada a las políticas erráticas para el sector, llevadas adelante por el gobierno nacional.

En Neuquén, desde frigoríficos y carnicerías atribuyen la suba a la escasez de ganado. Otro dato de un relevamiento realizado por “Río Negro” es que el consumidor comienza a probar alternativas como carnes de pollo y cerdo que todavía no pegaron el salto en los valores.

En Río Colorado, el centro ganadero más importante de Río Negro, explicaron que la retención de animales para la recuperación del stock ganadero llevó a que en los últimos meses la carne roja sufriera un notable aumento del 20 % en los mostradores.

Otro punto crítico de la situación es la ausencia de exportaciones “debido a la falta de una política clara y acorde para el sector” ganadero dicen los empresarios del sector. Ello perjudica a un número importante de frigoríficos exportadores, y llevó a costarles el empleo a unos 12 mil trabajadores.

En general, las carnicerías de Neuquén se rigen con un aumento en las carnes desde hace un mes. En las comercios se pueden ver precios que van desde 30 pesos, en los cortes más económicos, hasta 60 pesos o más en los cortes más caros, principalmente la bola de lomo que en la mayoría de los comercios supera esa línea, aunque en lugares más accesibles se puede comprar desde 54 pesos.

Los cortes más populares como el asado rondan, en la mayoría de los casos, los 50 pesos, pero en ninguno de los lugares consultados supera esa cifra. Lo mismo sucede con otros cortes muy requeridos, como el vacío y el matambre.

Otros precios que se destacan son los del peceto, cuadril, bife de chorizo y nalga, que en su mayoría se encuentran entre 48 y 55 pesos por kilo. Los cortes mas económicos como la falda, la tortuguita, la pulpa y la cuadrada, registran precios entre 30 y 40 pesos.

En los frigoríficos de la capital neuquina se observa que los precios son inferiores a los de las carnicerías, aunque debe aclararse que en su mayoría son de ventas al por mayor.

Allí los valores oscilan desde 30 y 35 pesos en cortes económicos como la tortuguita o la pulpa, hasta 50 o 55 pesos de precio final en cortes más caros, como lo son el lomo, la nalga y el bife de chorizo angosto.

Estos establecimientos reconocieron que hace un mes se pudo notar un aumento, pero que desde entonces los precios se mantuvieron estáticos. Esta suba fue atribuida a la falta de ganado y la entrada de mercadería. Ante la escasez de stock se ven forzados a recurrir a otros frigoríficos, lo que también repercute en la calidad de los productos.

En Río Colorado, el brusco aumento en algunas carnicerías sorprendió al bolsillo de la clientela, dejando notorias caras largas masticando bronca.

“Tuvimos clientes que achicaron la cantidad que llevaban, pero la mayoría decidieron cambiar los cortes por otros más baratos”, explicaron carniceros de la localidad.

Los precios en Viedma y Patagones entraron en una meseta esta semana luego del leve corrimiento alcista que se produjo hace unos 10 días. En la actualidad, se nota además un retracción en el consumo.

Allí los minoristas estiman que los valores de los distintos cortes se mantendrán debido a que ya pasaron las épocas de grandes compras del verano o los fines de semana largo. Al bajar las medias reses en las bocas de expendio se verificó que en el gancho ronda los 24,50 pesos.

Lucrecia Mardónez, administradora de una carnicería confirmó la estabilidad de precios en estos días aunque “nadie te asegura nada” y en las últimas modificaciones de pizarra “aumentó la media res sin que el mayorista y matarife nos de una explicación del movimiento del aumento”.

Por su parte, Oscar Bascuñán de Patagones señaló que las ventas están retraídas “sólo hubo movimientos hasta el uno de mayo” y “como los precios cambian, estamos abaratando costos con un propio despostado”.

Una particularidad que tiene Patagones, es que muestra valores más bajos que en Viedma. (AN/ARC/AV/Redacción Central)


Comentarios


El precio de la carne aumentó en un mes hasta 20% y prevén otro ajuste