El precio del petróleo no tiene freno

El Brent llegó a sus niveles máximos desde los "90. EE. UU. da un informe clave

LONDRES (Reuters) - Los precios del petróleo se dispararon a sus máximos de una década el martes por el temor al bajo nivel de los inventarios y por la clara admisión de Venezuela sobre la necesidad que tiene la OPEP por petrodólares.

El precio del crudo referencial Brent subió 1,32 dólares, o cuatro por ciento, para un máximo de la sesión de 32,80 dólares el barril antes de retroceder para cerrar en 32,15 el barril, para una ganancia de 67 centavos.

El aumento llevó al Brent a su máximo nivel de precios desde 1990. En tanto, el crudo de referencia estadounidense (WTI) bajó 26 centavos para cotizarse en 31,67 dólares el barril, por la toma de ganancias que realizaron los operadores, en una jornada muy volátil.

Los operadores han subido el precio del crudo del Mar del Norte en un quinto de su valor desde el 1 de agosto por la preocupación de los bajos nieveles de reserva en Estados Unidos, el mayor mercado mundial del petróleo.

Hay expectativas de un posible nuevo descenso de las reservas almacenadas de crudo y otros productos energéticos, según datos de la industria. Los últimos cálculos del Instituto Americano del Petróleo (API) y del Departamento de Energía llegarán al mercado hoy y pueden influir, de manera decisiva, en el comportamiento de la sesión y en la dirección de los precios durante las siguientes jornadas.

Otro ingrediente en el alza han sido los duros comentarios de Venezuela sobre la necesidad que tiene la Organización de Países Exportadores de Petróleo por ingresos provenientes del crudo para impulsar las economías de sus miembros.

"No queremos que los precios caigan por debajo de los niveles actuales", dijo el presidente Hugo Chávez durante una gira a los países de la OPEP."Si eso sucede, estaremos decretando una sentencia de muerte para nosotros y nuestros pueblos". Chávez dijo que Arabia Saudita cumplía con los límites de su cuota de producción de la OPEP y sostuvo que también era responsable del alza lo que describió como problemas energéticos en Estados Unidos.

Agregó que estaba comprometido con el mecanismo de estabilización de precios del cártel, que estipula un aumento en la producción si el precio de la canasta de crudos de la OPEP se mantiene por encima del nivel de 28 dólares el barril durante 20 días hábiles consecutivos.

Los productores soportan la presión de los países más industrializados para que aumenten las cuotas de producción y empujen de esa forma los precios a la baja, algo que no todos consideran necesario.

El grupo de 11 naciones sufrió una intensa caída en sus ganancias cuando los precios se desplomaron entre 1997 y 1998, aunque más tarde lograron recuperarse mediante una dolorosa política de recortes a la producción de la OPEP.

"Es un precio tonto. Es un precio extraordinario. Pero esto se puede explicar principalmente bajo los términos del trauma sufrido entre 1997-1998", dijo John Toalster, director de investigaciones de gas y petróleo con SG Securities.

"Realmente fueron tiempos increíblemente difíciles y eso no será olvidado rápidamente. El pensamiento es: "Sufrimos la caída de los precios. ¿Por qué no podemos disfrutar ahora la recuperación de los mismos"", agregó el analista estadounidense.

Arabia no logra que sus "filtraciones" funcionen

Arabia Saudita está teniendo dificultades en presionar a la baja los precios del petróleo ante la complejidad del juego político dentro de la OPEP y por los problemas para colocar con rapidez su producción adicional de crudo.

Las expectativas del mayor exportador de petróleo del mundo de tumbar los precios a 25 dólares el barril a través de un incremento de su producción de 500.000 barriles diarios recibieron un duro golpe .

Ante la incapacidad de la mayoría de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de aumentar la producción, Arabia Saudita es el único integrante de la organización con el poder suficiente para influir en los mercados. "Están aumentando y recortando estos 500.000 barriles diarios con la esperanza de que los precios se queden dentro de ese rango", dijo un oficial de una compañía petrolera occidental.

La estrategia consiste en vender más petróleo a aquellos consumidores cuyo sistema sea lo suficientemente grande como para almacenar los suministros extra de Arabia Saudita y lograr un impacto en el mercado, dijo una fuente de la industria.

Pero la tarea de microgerenciar al mercado terminó siendo gigantesca incluso para un país cuya capacidad de producción adicional es mayor que las cuotas de algunos países de la OPEP. Con 500.000 barriles extra es difícil sacudir a un mercado mundial de crudo que maneja 75 millones de barriles diarios.


Comentarios


El precio del petróleo no tiene freno