El prejuicio, la discriminación



Algunas cuestiones que no deberían pasarse por alto. Uno: la ley no prohíbe a un transexual desempeñarse como docente. Dos: la elección sexual no define la capacidad profesional de las personas...tampoco su calidad humana. Es apenas un aspecto de su vida privada. Por ello fue tan acertada la reacción de la secretaria de Derechos Humanos de Tierra del Fuego, Fabiana Nodar, apenas la polémica empezó a cobrar fuerza. Dijo: "Si el docente cumple con dictar clases con decoro, está todo dicho y no hay inconvenientes. No tiene obligación de revelar su identidad masculina ante los alumnos".

La escuela es el primer lugar de socialización de los chicos. Allí aprenden, entre otras cosas, a convivir con la diversidad, a aceptarla, a tolerarla. Por ello, antes que nada, habría que ver qué mensaje están recibiendo los alumnos en todo esto. Porque, como dice el defensor de los derechos de los niños de Ushuaia, Guillermo Gowland, "la presencia del docente frente al curso no viola ningún derecho de los niños. Cuestionarlo por su preferencia sexual es discriminatorio". Y eso, en ningún caso es bueno.


Comentarios


El prejuicio, la discriminación