El presidente mexicano, flojo en diplomacia



CIUDAD DE MéXICO.- Como en los tiempos del "comes y te vas" que le espetó a Fidel Castro en una cumbre de la ONU en Monterrey, el presidente de México, Vicente Fox, está otra vez en aprietos por saltarse algunas normas del manual de la diplomacia.

Firme defensor del libre comercio, Fox marcó raya en Mar del Plata frente a los opositores al ALCA, pero lo hizo con tanto ahínco que se metió en problemas con el gobierno argentino. A su par Néstor Kirchner lo tildó de mal anfitrión. Al venezolano Hugo Chávez lo acusó de actuar bajo los efectos de la euforia mediática. Y al futbolista Maradona, líder de las manifestaciones anticumbre, casi lo llamó descerebrado.

Pero la polémica verbal es expresión de un choque entre modelos de desarrollo.

En la última década, México, que exporta más del 80% de sus mercancías a Estados Unidos, ha sido en América Latina pionero en la firma de tratados comerciales. Con Estados Unidos y Canadá y con Europea.

Fox está lejos, ideológica y geográficamente, de los gobiernos de izquierda surgidos en el sur del continente. Ex presidente de Coca-Cola de México y miembro del conservador Partido Acción Nacional (PAN), le fue difícil sentirse a gusto en Mar del Plata, donde se refugió en el traje del paladín del libre comercio y fue el único presidente que no aplaudió a Kirchner en su discurso. (DPA)

Notas asociadas: DESPUES DE LA CUMBRE: Kirchner defendió su postura en la Cumbre y cargó contra Fox

Notas asociadas: DESPUES DE LA CUMBRE: Kirchner defendió su postura en la Cumbre y cargó contra Fox


Comentarios


El presidente mexicano, flojo en diplomacia