El primero fue para la ‘Lepra’

Los rosarinos alcanzaron la victoria en minutos de descuento, con un penal convertido por Formica.

Redacción

Por Redacción





Copa Sudamericana

Newell’s Old Boys, con un gol de penal en el descuento de Mauro Formica, venció 1-0 a Estudiantes en el choque de ida entre los clubes argentinos por el pase a los octavos de final de la Copa Sudamericana.

Tras el gol de Formica, el árbitro Diego Abal señaló el final del partido.

Poco antes de ese encuentro, por lo menos tres heridos y unos veinte detenidos fue el saldo de un enfrentamiento a golpes y con disparos de armas de fuego entre dos bandos opuestos de hinchas violentos de Newell’s en las inmediaciones del estadio, informó la policía.

En cuanto al partido, fue atractivo y con varias ocasiones de gol.

La primera de ellas fue apenas iniciado el encuentro cuando Mauricio Sperdutti recibió de Formica y su disparo se estrelló en un palo en ese encuentro en la ciudad de Rosario, feudo de Newell’s.

Un disparo esquinado de Leandro González, que atajó con esfuerzo Agustín Orión, fue la jugada más clara de gol que tuvo Estudiantes en la primera etapa.

El complemento no tuvo el ritmo del primer tiempo. Newell’s dominó pero sin encontrar la ruta del triunfo hasta el gol de penal de Formica, tras una infracción de Leandro Benítez a Daniel Salvatierra.

El técnico de Estudiantes, Alejandro Sabella, le dio descanso a sus principales titulares como Gabriel Mercado, Rodrigo Braña, Gastón Fernández y Juan Sebastián Verón, ya que prioriza el campeonato Apertura argentino en el que marcha puntero junto con River Plate y Vélez Sarsfield.

Su colega Roberto Sensini, en cambio, desplegó todo su poderío en busca de atrapar para Newell’s su primer título internacional en su historia.

Estudiantes, que viene de perder la Recopa Sudamericana a manos de Liga de Quito, recibirá a Newell’s el 22 de septiembre.

AP


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
El primero fue para la ‘Lepra’