El PT votó y hoy se empieza a develar el misterio

Los afiliados eligieron entre el sector de Lula y el que agrupa a la izquierda.



SAO PAULO.- El oficialista Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) de Brasil fue a las urnas ayer para elegir a su nuevo presidente entre Ricardo Berzoini, de la corriente mayoritaria fiel al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y Raúl Pont, apoyado por tendencias más de izquierda y crítico de la política económica y de alianzas del gobierno.

El presidente Lula votó en la sede del PT en Brasilia poco más de media hora antes del cierre de las urnas en todo el país (20H00 GMT). Su presencia era aguardada por los dirigentes del partido, después de que el mandatario evitara participar en la primera rueda electoral el pasado 18 de setiembre, cuando 7 candidatos disputaron la presidencia del PT.

El nombre del vencedor de la elección será divulgado a fines de la próxima semana, informó la organización política, que presentará hoy apenas resultados parciales.

Francisco Campos, coordinador de la Comisión Electoral del PT, estimó en declaraciones a la prensa que unos 150.000 afiliados votaron (del total de 820.000 aptos) y consideró esa participación "razonable" porque la mayoría de los estados eligieron sus autoridades locales en el primer turno.

En esa ocasión votó el 40% de los afiliados, lo que superó las expectativas del partido, que atraviesa la peor crisis de sus 25 años de historia desde que se conoció que mantenía una caja paralela para financiar campañas electorales y que ese dinero pudo haber pagado sobornos a congresistas (lo que está siendo investigado).

El sindicalista y ex ministro de Trabajo Berzoini, de 45 años, representa a la facción que comandó el PT en la última década, responsable de moderar el izquierdismo y llevar a Lula al poder en el 2003, y su victoria ayudaría a encolumnar a la organización para librar la batalla de la reelección. Pont, de 61 años, cosechó el apoyo de las facciones ubicadas a la izquierda del partido, que luchan por torcer el rumbo de ortodoxia fiscal y monetaria del gobierno y desechar las alianzas con partidos de derecha en las elecciones del año próximo. Berzoini obtuvo el 42% de los votos en la primera rueda electoral, mientras Pont se colocó en segundo lugar con el 14,7% de los sufragios, y el resto de las corrientes (entre moderadas y más de izquierda) sumó 43,3%. Ex alcalde de la sureña ciudad de Porto Alegre, Pont, pregona una refundación del PT en sus moldes tradicionales y quiere que un congreso partidario defina el nuevo programa para la disputa del 2006, que elegirá además gobernadores.

Sin embargo, las críticas de Pont al gobierno pueden retirarle el apoyo de electores de corrientes moderadas, que a pesar de exigir cambios en la política económica, defienden la gestión de Lula y apoyan incondicionalmente la reelección del ex obrero metalúrgico.

Pont y Berzoini, ambos en el PT desde su fundación en 1980, se enfrentan también por las acciones que el partido debe tomar contra los dirigentes involucrados en denuncias de corrupción.

Mientras el candidato de las facciones más izquierdistas exige que esos dirigentes (todos de la corriente mayoritaria) sean juzgados ya por la Comisión de Etica del PT, Berzoini prefiere esperar que las comisiones del Congreso que los investigan den su veredicto. (AFP)


Comentarios


El PT votó y hoy se empieza a develar el misterio