El puerto estuvo paralizado el último fin de semana




SAN ANTONIO ESTE (ASA).- Un llamativo parate sufrió el puerto de San Antonio Este durante el último fin de semana. La detención sería la segunda de estas características en la presente temporada, exceptuando aquellas interrupciones esporádicas producidas por el mal tiempo o por el corte de ruta del sindicato de la Fruta, ocurrido al principio de la zafra, que atrasó brevemente la operatoria.

Distintas fuentes coincidieron en que la razón de la paralización que se extendió desde el viernes a la noche hasta el domingo a las 24 estaría dada en que los exportadores intentarían evitar el pago de horas extras al cien por ciento al personal de la estiba, al que están obligados por el convenio colectivo vigente para el caso de que los obreros cumplan tareas entre el sábado a las 13 y el domingo a la medianoche. Sin embargo, desde Patagonia Norte, la empresa que presta los servicios portuarios, el referente del área de Logística, Gabriel Perrín, negó la especie, pero remitió a este medio a contactarse con el gerente Alberto Centani, quien podría abundar en información sobre los motivos del parate. Centani no pudo ser hallado en ninguna de las dependencias portuarias.

Un comentario que circula en las instalaciones, especialmente sobre el muelle, es que durante la semana, de lunes a viernes, se trabaja a destajo, con un ritmo de carga incesante, para liberar la rada de barcos antes del fin de semana y evitar la labor intensa durante los días no hábiles, en procura de reducir los costos en personal.

Desde el Sopsao, gremio que agrupa a los trabajadores del sector pero que actualmente se encuentra acéfalo y en un complicado marco institucional, confirmaron que los rumores circulan en la estación marítima, pero aclararon que tal vez pueda ocurrir que no hubiera barcos a la espera de carga en esos dos días y que solamente haya sido una coincidencia.

Lo que es real es que el puerto está desarrollando una de las temporadas de más alto ritmo de carga, con registros inéditos en la historia de la exportación frutihortícola de esta estación marítima.

Sin embargo, a diferencia de otros años, fue llamativo ver a trabajadores portuarios disfrutando de las playas de la zona durante el pasado fin de semana o simplemente paseando con sus familias, cuando en general se sabe que en marzo, cuando el puerto muestra su máxima intensidad de trabajo, quien no está en el muelle, está descansando a la espera del llamado a presentarse para cubrir las manos de carga. La excepción la da el mal tiempo o alguna causa evidente que trabe la estiba por algún período determinado. El último fin de semana y otro de hace algunas semanas atrás, llamativamente mostraron un puerto inactivo. Y los rumores no tardaron en rodar por la estación marítima, que rápidamente da respuesta, a veces verosímil y a veces no, a cualquier acontecimiento inesperado que quiebre la rutina.


Comentarios


El puerto estuvo paralizado el último fin de semana