El radicalismo ganó en Sierra Grande tras 14 años

Nelson Iribarren le dio una gran alegría a los simpatizantes radicales de Sierra Grande. Con su triunfo, el partido logró ganar la intendencia tras un paréntesis de 14 años. Iribarren, quien había asumido como intendente interino debido a la suspensión del jefe comunal justicialista Adrián López, se comprometió a seguir trabajando por los vecinos de Sierra Grande, y para tratar de superar la crisis por la que pasa la localidad.

SIERRA GRANDE (Especial)- Un amplio triunfo logró ayer Nelson Iribarren en esta localidad, lo que le permitirá continuar al frente de la comuna por otros cuatro años.

Iribarren había asumido como jefe comunal interino en abril de este año, debido a la suspensión del justicialista Adrián López.

Después de 14 años, el radicalismo pudo imponerse en una elección municipal en esta ciudad.

Sobre el total de mesas escrutadas, Iribarren obtuvo 1.572 votos contra 1.115 sufragios del candidato justicialista, Jesús Otero.

Mientras tanto, se esperan los cómputos finales que definirán si el Frente Grande pueden incorporar a la abogada Magdalena Odarda como su representante en el Concejo Deliberante.

El órgano legislativo en esta localidad está compuesto por siete ediles.

Según los actuales registros, cuatro serían para la UCR, dos para el PJ y uno para el Frente Grande.

Ayer, el día se presentó agradable en cuanto a lo climático. Los comicios comenzaron puntualmente a las 8 y no se registraron incidentes durante toda la jornada.

Cuatro escuelas

Habían habilitadas 18 mesas distribuidas en cuatro escuelas, una de ellas mixtas para extranjeros.

Antes de que se sepan los resultados finales, los simpatizantes de la Alianza ya habían salido a las calles a festejar en primera instancia el triunfo a nivel nacional de Fernando De La Rúa.

Caravana por la ciudad

Al conocerse los cómputos finales de dos colegios y proyectarse una tendencia favorable también en el plano local, el delirio se manifestó en una caravana que recorrió las calles de la localidad.

Iribarren tiene 30 años y su desempeño político surgió cuando en 1995 fue candidato a concejal, en último término y en representación de la Juventud.

Con el correr de los meses pasó a ser presidente del Concejo Deliberante y luego del conflicto institucional pasó a ser intendente interino.

Debido a lo reflejado ayer en los comicios seguirá en ese cargo por otros cuatro años.

Según los cómputos provisorios sobre 14 mesas escrutadas, la Alianza -que en realidad aquí estaba conformada sólo por la UCR- obtenía el 59 por ciento de los votos, mientras que el PJ alcanzaba el 41 por ciento.

El Frente Grande, al cierre de esta edición, estaba terminando de computar los votos para saber si se concreta o no el ingreso de algún concejal de esa fuerza al cuerpo legislativo.

En diálogo con este medio, el intendente interino y ahora electo, Nelson Iribarren sostuvo que el triunfo se esperaba y que va a seguir trabajando por el futuro de Sierra Grande.

Luego del festejo el jefe comunal dirigió algunas palabras a los simpatizantes de la Alianza, a quienes les agradeció la participación y al apoyo durante esta elección.

Además, se comprometió a seguir trabajando y a tratar de encontrar una salida a la crisis que afecta a la localidad.

Los seguidores siguieron aclamando a Iribarren, mientras que de vez en cuando también vivaban al triunfo de De la Rúa.

Los festejos se llevaron a cabo con total normalidad, y se supo que no se registraron incidentes.


Comentarios


El radicalismo ganó en Sierra Grande tras 14 años